COSAS QUE DEBE DE SABER UN MINISTRO DE ALABANZA

Depositphotos_3938149_s-2015COSAS QUE DEBE DE SABER UN MINISTRO DE ALABANZA
En la actualidad gran parte de los cristianos quieren ser parte del ministerio de alabanza sino formar un grupo de alabanza, esto algunas veces es motivado por la pasión que sienten muchos en torno a la música, cuando realmente debería ser el amor a Dios y el anhelo de ser de bendicen para otros.
Hoy les haré mención de algunas cosas que debería de saber un ministro.

1) LA MÚSICA ES PELIGROSA CUANDO NO TIENE COMO FINALIDAD AGRADAR A DIOS.
Como ya sabemos satanás en un principio era un querubín, además de ello fue el músico más excelente dentro del cielo:
“En Edén, en el huerto de Dios estuviste; de toda piedra preciosa era tu vestidura; de cornerina, topacio, jaspe, crisólito, berilo y ónice; de zafiro, carbunclo, esmeralda y oro; los primores de tus TAMBORILES y FLAUTAS estuvieron preparados para ti en el día de tu creación.
Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas” (Ezequiel 28:13-14)

El problema fue que anheló ser visto por los demás y que la alabanza también sea para él y no solo para Dios

“Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré MI TRONO, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré SEMEJANTE al Altísimo.
Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo” (Isaías 14:13-15).

A causa de esto el hizo alianzas con otros ángeles lo cual desagrado a Dios y por esto termino siendo expulsado del cielo; pero todo esto fue por que quiso estar en el trono, ser visto por todos y ser semejante a Dios recibiendo la alabanza de los demás.
Este es un problema con el que tiene que lidiar un músico pues un músico o bien buscara ser parte del ministerio de alabanza para la gloria de Dios o sino para su propia gloria.

Escuche una vez a una gran ministra que ha sido de mucha bendición para mí decir “Si Dios te pidiera que no vuelvas a pararte al frente de los demás a cantar o tocar en público y tan solo te concentraras en alabarle directamente a Dios; ¿Lo harías o dejarías de seguirle?; si tu respuesta es que no lo harías entonces tú no estás preparado para servir en el ministerio de alabanza”. Esta reflexión me pareció excelente puesto que muchas veces lo que buscamos es que nos miren y si no nos miran o si no saben que somos nosotros los que están haciendo algo bueno no queremos hacerlo. Pero LA GLORIA TIENE QUE SER UNICAMENTE PARA DIOS, por nada del mundo busquemos quitarle la gloria.

2) UN VERDADERO MINISTRO TIENE QUE VIVIR EN SANTIDAD Y ORACIÓN PARA SER DE BENDICIÓN.
Recuerden que la alabanza no es tan solo música, sino también una guerra espiritual pues la biblia narra que a través de la alabanza se ganaron guerras que parecían imposibles y hasta milagros muy importantes sucedieron, así mismo la presencia d Dios descendió muchas veces en medio de la alabanza.
Pero todas estas proezas bíblicas sucedieron por que dichos ministros estaban viviendo en santidad y oración constante.
Puedo ciar varios ejemplos en torno a esto:

A) LA MUSICA TIENE PODER.
En cierto momento hubo una gran guerra, el Rey Abías quien era siervo del Señor tenía solo 400 mil hombres preparados para luchar, pero tenía que luchar contra el rey Jeroboam quien tenía a su cargo 800 mil hombres de batalla; era notable que el ejército de Abías estaba con una inmensa desventaja y por ende serian derrotados; mas este rey dijo algo bastante interesante:
“Y he aquí Dios está con nosotros por jefe, y sus SACERDOTES con las TROMPETAS del júbilo para que SENEN CONTRA vosotros. Oh hijos de Israel, no peleéis contra Jehová el Dios de vuestros padres, porque no prosperaréis” (2 Crónicas 13:12)
Y sucedió que Dios les dio la victoria, pero lo que a mí me impacto fue la declaración que hizo de que las “Las trompetas de los sacerdotes sonarían contra sus enemigos” .Lo cual es una evidencia de que la alabanza no es tan solo música, sino más bien una guerra espiritual en la cual podemos tener grandes victorias si los músicos están andando conforme a la voluntad de Dios.

Otro ejemplo también es el de la toma de Canaán, cuando derribaron los muros de Jericó.
“Entonces el pueblo gritó, y los SACERDOTES TOCARON LAS VOCINAS; y aconteció que cuando el pueblo hubo oído el sonido de la bocina, gritó con gran vocerío, y el muro se derrumbó. El pueblo subió luego a la ciudad, cada uno derecho hacia adelante, y la tomaron” (Josué 6:20)
Aquí nos encontramos con otro ejemplo de las cosas sobrenaturales que Dios puede hacer con el ministerio de alabanza cuando esta está viviendo en oración y santidad.
Si los ministros de nuestras iglesias estuvieran siempre en oración y santidad todos los muros y fortalezas que ha puesto el enemigo caerían, pues cuando hay alabanza con santidad los muros caen.

B) LAS CANCIONES TIENEN PODER:
La biblia menciona un caso mucho más específico en el cual narra el poder que puede tener una alabanza cuando es entonada por unos ministros que estén buscando la voluntad del Señor:
“Y habido consejo con el pueblo, puso a algunos que CANTASEN y ALABASEN a Jehová, vestidos de ornamentos sagrados, mientras salía la gente armada, y que dijesen: Glorificad a Jehová, porque su misericordia es para siempre.
Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab, y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros:
Porque los hijos de Amón y Moab se levantaron contra los del monte de Seir, para matarlos y destruirlos; y cuando hubieron acabado con los del monte de Seir, cada cual ayudó a la destrucción de su compañero.
Y luego que vino Judá a la torre del desierto, miraron hacia la multitud; y he aquí yacían ellos en tierra MUERTOS, pues NINGUNO HABÍA ESCAPADO” (2 Crónicas 20:21-24)

Dios les regalo una gran victoria en una batalla que ni tuvieron que luchar tan solo porque los Sacerdotes alabaron a Dios; pero esto solo fue posible porque estos sacerdotes estaban viviendo en santidad y en comunión continua con Dios; y aun Dios los bendijo en gran manera al terminar esta guerra.
“Viniendo entonces Josafat y su pueblo a despojarlos, hallaron entre los cadáveres muchas riquezas, así vestidos como alhajas preciosas, que tomaron para sí, tantos, que no los podían llevar: tres días estuvieron recogiendo el botín, porque era mucho” (2 Crónicas 2:20)
Tú también puedes ser de bendición para tu iglesia, pero debes de buscar más de Dios, por lo tanto considera siempre que tu alabanza no es tan solo música, sino es algo que va mucho más allá.


What are your thoughts?