Dios te dice hoy: Un milagro tocará a tu puerta

Dios te dice hoy:

Necesitas un milagro, necesitas que extienda mi mano y te libre de tantas cosas que te lastiman, te duelen, te confunden y te llenan de ansiedad.

Necesitas mi poder, tienes hambre y sed de paz, de calma, de poder cerrar tus ojos, dormir con tranquilidad y despertar en alegría.

Necesitas mi amor y mi amor lo tienes, tienes que abrazarte hoy con todas tus fuerzas a la fe que te sostiene, a la promesa que te he dado.

Yo soy tu abogado, yo te defiendo, Yo soy tu pastor, Yo te proveo.

Yo soy tu Dios, en mis manos te protejo.

Yo soy tu amigo y juntos nos alegraremos cuando a tu puerta toque la bendición que has esperado.

Te lo prometo, espérala.

Yo estaré ahí contigo.

Amén

Escrito por Hermes Alberto Carvajal

Agradece a Dios su palabra con esta oración:

Amado Padre que habitas en los cielos, que reinas en mi alma, que velas junto a nuestra cama vigilando nuestro sueño, que moras en la alabanza de los que te amamos, que vives en este corazón humilde que tanto te agradece por tu bondad y amor.

Hoy elevo a ti estas humildes palabras para darte las gracias, por permitirme conocerte, por la dicha de poder abrir los ojos esta mañana y disfrutar del don de la vida y poder contar día a día con tu amor y protección.

Señor Bendito, en ti confío Padre, tu tiempo es perfecto, que mi vida sea conforme a tu voluntad, eres dueño de mi destino.

Tus promesas son verdaderas, tus dones espero, tus regalos de bendición anhelo con gozo, porque se que tu gracia tocará a mi puerta.

Perdóname, Padre si alguna vez las pruebas me han llevado a dudar de tu amor, sabes que somos seres humanos imperfectos y por eso te ruego tu perdón.

Soy consciente de tu paciencia y de lo mucho que me amas, por eso pido que se haga tu voluntad siempre antes que la mía.

Te pido Padre como siempre salud para mí y toda mi familia, cúbrenos con tu manto de amor y de bondad, y que jamás las enfermedades o el hambre toquen la puerta de nuestra casa.

Agradezco Señor cada bocado de comida que llevo a mi boca, porque sé que eres responsable Padre de todo lo bueno que me pasa.

Aleja las tristezas y las amarguras Señor y dame tu luz, dame fuerza y guíame en el camino correcto que debo seguir. El camino que me lleve a ti Señor.

Dame sabiduría Padre, para que todas las decisiones que hoy tome sean de beneficio, no permitas que el inicuo arruine mi andar y me haga tropezar.

Elimina cualquier duda que me detenga y permite Dios poderoso que pueda difundir tu mensaje de amor a otros.

Te pido Dios que la armonía y la paz impere en mi hogar y en mi familia, que no dejes que los malos sentimientos se apoderen de mi mente y de mi corazón.

Y que mi familia pueda regocijarse en tu amor tal como lo hago yo. Líbranos de todo mal Dios bendito.

Por último, Dios permite que mis planes se lleven a cabo, y que pueda tener un día lleno de bendiciones y prosperidad dejo todas estas peticiones en tus manos.

Amén.