Sufren la muerte de una Oficial de Policía que acababa de ser madre.

Sufren la muerte de una Oficial de Policía que acababa de ser madre.

Miles de personas se reunieron el martes en Nebraska, para dar un descanso a la oficial de policía Kerrie Orozco.

La nueva mamá fue asesinada a tiros en el cumplimiento de su deber hace una semana, apenas unas horas antes de que ella comenzara la licencia de maternidad. Según un miembro de la unidad de pandillas del departamento, Orozco había estado tratando de detener a un hombre buscado por un tiroteo antes, cuando abrió fuego contra ella, hiriendo a la mujer de 29 años de edad, justo por encima de su chaleco protector.

kerrie or

«Kerrie disfrutaba trabajar con la gente en sus momentos de necesidad y ayudarlos», dijo el jefe de policía de Omaha Todd Schmaderer, «Orozco se veía a sí misma como una guardiana, como una amiga de la comunidad. Quería proteger y estar allí para la ciudad en tiempos de necesidad.»

Orozco había pospuesto su permiso de maternidad de su hija Olivia Ruth quien nació prematuramente en febrero. La niña iba a ser dada de alta al día siguiente que murió su madre.

Family members cover the coffin of Omaha police detective Kerrie Orozco during funeral services at St. John's Catholic Church at Creighton University, Tuesday, May 26, 2015 in Omaha, Neb. Orozco was shot to death Wednesday by a fugitive who was fatally wounded by another officer. (Matt Miller/The World-Herald via AP, Pool)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *