Niña de 14 años publicó la foto de su embarazo en Facebook. Sus amigos llamaron a la policía

La historia de Itzel, una niña chilena de 14 años, ha conmocionado a millones.

 

Itzel perdió a su mamá cuando era muy pequeñita, por lo que se quedó a vivir con su padre. El Estado, en varias ocasiones trató de quitársela, pues tenía la sospecha de abuso. Sin embargo, nunca procedió e Itzel permaneció con su papá.

El abuso salió a la luz cuando la niña publicó en su muro de Facebook las fotos de su embarazo. Sus amigos y familiares no lo podían creer. algunos ignorantes, se alegraron, mientras que otros se alarmaron y lo denunciaron de inmediato a la policía.

La penosa reacción de Itzel

La niña creció viendo como “normal” la relación que tenía con su padre. Sin duda cada abuso que se comete contra un menor es aberrante. Sus cuerpecitos aún no están desarrollados, y robar de esa forma tan vil su inocencia es indignante. No obstante, enerva aún más las excusas de los pedófilos, por lo que algunos consideran que la cárcel no es castigo suficiente. “Me provocó”, “tenía tiempo insinuándose”, “parece una persona mayor”. En el caso del padre de Itzel, su descarada excusa fue que, “desde que tenía 10 años me tentaba a romper las reglas”…

A muchos les duele la reacción de esta inocente niña, pues estaba completamente a merced de su propio padre, y como no podía comparar una relación sana entre padres e hijos, Itzel consideraba que lo que estaba haciendo su padre, lo hacían todos los padres del mundo.  De hecho, su lavado de cerebro es tan grande que reaccionó indignada cuando detuvieron a su abusador. Dijo que “Al fin tendría un hijo con el mejor hombre del mundo, el amor de su vida”. Itzel ha tratado por todos los medios posibles de excusar y defender a su padre, asegurando que la relación incestuosa fue consentida.

Ahora el padre de Itzel enfrenta serios cargos y se encuentra esperando juicio por abuso de un menor. El Estado se ha hecho cargo de la niña y las autoridades esperan que pueda dar a luz dentro de pocos meses. Se trata de un embarazo de alto riesgo, tanto físico como emocional. Esperamos que esta joven no tarde mucho en comprender quién era en realidad su padre, un pedófilo, un monstruo sin corazón.