Nuestros hermanos de Miami se están preparando para invadir la fiesta de Halloween con la palabra de Dios

no al
Nuestros hermanos de Miami se están preparando para invadir la fiesta de Halloween con la palabra de Dios

En este momento ya se están vendiendo los disfraces para Halloween, en diversos lugares de Miami, por otra parte también se están haciendo ya las compras de los dulces y también los disfraces que las personas utilizaran para esta fiesta; sin embargo muchas iglesias del sur se están preparando para ofrecer a sus comunidades una alternativa segura.

Las personas de este lugar al igual que las de todo el mundo los niños reciben dulces cuando salen a pedir dulces por las calles; sin embargo la Iglesia evangélica ha encontrado maneras prácticas de compartir el Evangelio durante estos eventos y esto es lo que marca una buena diferencia.

“Mientras ellos van recogiendo dulces, nosotros repartimos folletos cristianos junto a los dulces, hablamos con los padres y oramos con ellos” dijo David Burton director de David Burton Ministerios en Middleburg-Florida.

Añadió que “[Halloween] es el mayor evento en el calendario de la iglesia, ya que tiene una duración de una semana entera. Pero en términos de extensión a la comunidad es en el que gastamos más dinero y en el que es atraída una gran cantidad de personas”.

Esto se debe a que para la Iglesia Bautista de Bell Shoals en Brandon, Florida, la fiesta de Halloween es una oportunidad para que la comunidad conozca que hay un lugar para la familia. Aprovechamos no para señalarlos por lo que practican sino para alcanzar para Jesús. En Cada bolsa de caramelos un niño recibe un “Light up the Night” (Ilumina la noche) que es un texto evangelístico donde se les predica de JesuCristo.

La iglesia considera que pueden alcanzar a los padres a través de los hijos, y por ello intentan predicarles de esta manera la palabra de Dios.

David Burton mencionó que las iglesias deberían de intentar de hacer algo similar, de manera que con la ayuda de la palabra de Dios logren compartir el amor de Cristo en ese día.

Nuestros hermanos de Miami se están preparando para invadir la fiesta de Halloween
En este momento ya se están vendiendo los disfraces para Halloween, en diversos lugares de Miami, por otra parte también se están haciendo ya las compras de los dulces y también los disfraces que las personas utilizaran para esta fiesta; sin embargo muchas iglesias del sur se están preparando para ofrecer a sus comunidades una alternativa segura.

Las personas de este lugar al igual que las de todo el mundo los niños reciben dulces cuando salen a pedir dulces por las calles; sin embargo la Iglesia evangélica ha encontrado maneras prácticas de compartir el Evangelio durante estos eventos y esto es lo que marca una buena diferencia.

“Mientras ellos van recogiendo dulces, nosotros repartimos folletos cristianos junto a los dulces, hablamos con los padres y oramos con ellos” dijo David Burton director de David Burton Ministerios en Middleburg-Florida.

Añadió que “[Halloween] es el mayor evento en el calendario de la iglesia, ya que tiene una duración de una semana entera. Pero en términos de extensión a la comunidad es en el que gastamos más dinero y en el que es atraída una gran cantidad de personas”.

Esto se debe a que para la Iglesia Bautista de Bell Shoals en Brandon, Florida, la fiesta de Halloween es una oportunidad para que la comunidad conozca que hay un lugar para la familia. Aprovechamos no para señalarlos por lo que practican sino para alcanzar para Jesús. En Cada bolsa de caramelos un niño recibe un “Light up the Night” (Ilumina la noche) que es un texto evangelístico donde se les predica de JesuCristo.

La iglesia considera que pueden alcanzar a los padres a través de los hijos, y por ello intentan predicarles de esta manera la palabra de Dios.

David Burton mencionó que las iglesias deberían de intentar de hacer algo similar, de manera que con la ayuda de la palabra de Dios logren compartir el amor de Cristo en ese día.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.