Tremenda enseñanza: “UNA JOVEN LE PIDE A SU PADRE QUE LE AYUDE A ASESINAR A SU VECINA”

de miTremenda enseñanza: “UNA JOVEN LE PIDE A SU PADRE QUE LE AYUDE A ASESINAR A SU VECINA”
La hija llega y le dice a su padre:
-¡PAPÁ, no soporto más a la vecina!… ¡Quiero matarla! Pero tengo miedo que me descubran…
¿Puedes ayudarme?
El padre responde:
-Claro que si mi amor, pero tendrás que visitarla amablemente todos los días durante un mes, para que cuando ella muera, nadie desconfié que fuiste tú quien la enveneno… Debes cuidarla muy bien, ser gentil, pasiva, cariñosa, agradecida, paciente, menos egoísta, escucharla más, para así, poder aplicar el plan…
¿Ves este polvito? Todos los días deberás aplicar en su comida. ¡Así ella morirá poco a poco…!
Pasados 30 días, la hija vuelve a decir al padre:
-¡Ya no quiero que ella muera, La Amo…! ¿Y ahora como hago para cortar el efecto del veneno…? El padre entonces le responde: No te preocupes! Lo que te di, fue polvito de arroz… Ella no iba a morir, pero tu sí, porque el veneno y el orgullo esta en ti…
(“La ira el “resentimiento” el “orgullo” es el veneno que uno mismo se toma, esperando que muera el otro”) “Quien vive de orgullo, muere de Soledad….!

Reflexionando en este breve relato podemos hallarnos con estas enseñanzas que se desprenden de esta historia:

Los alacranes se matan con su propio veneno, Nunca le desees mal a nadie; Todo cae por su propio peso.
La mejor cura para los malestares que ocasiona el rencor y el odio se llama “perdón”; una persona que no perdona esta envenenándose a sí misma y no podrá curarse de otra forma que no sea perdonar y pedir perdón.
Eso quiere decir que ay que educar a nuestros hijos sin rencor y no hablar mal de ninguna persona
Es una excelente reflexión, que nos enseña que antes de hablar y denigrar a nuestros semejantes los conozcamos, y deseamos lo peor para esa persona, nos formamos ideas y conceptos erróneas y bien alejados de la realidad sobre las personas y probablemente nunca hemos cruzado una palabra con ella y cuando los tratamos descubrimos la calidad de persona que es.NO JUZGUEMOS POR APARIENCIA. BENDICIONES A TODOS.
Son muchos que viven odiando, lastimando, guardando rencor y pocos que dejan todo en las manos Dios; intentemos ser aquellos que dejan todo en manos de Dios.
El perdón puede cambiar una relación tormentosa en una relación muy buena.
No es bueno odiar a otra persona pues esta podría terminar siendo una de tus mejores amigas.
Hemos nacido para morir ninguno vamos a vivir eternamente pero solo Dios tiene derecho a quitarnos la vida al menos que sea un accidente.
La ira no lleva a nada, más que envenenar el alma.
No debemos morir d soledad. Amemos a la gente; aun has a los que nos odian
El odiar a alguien produce un sentimiento de vacío en el corazón el cual empieza a llenarse cuando empiezas a dar amor.
Una persona que odia puede causarle mucho daño a la persona a quien odia pero puede causarse aún más daño a sí misma.
Vivir con odio orgullo ira coraje solo nos lastima a nosotros mismos hay que saber amar i valorar a los demás sin juzgar a nadie y seremos felices amando al prójimo nunca hay que denigrar a una persona ni mucho menos juzgar porque el que esté libre de pecados que arroje la primera piedra hay que saber ser pacientes y amorosos; si te amas a ti mismo de verdad podrás amar a los demás también.
Aunque a veces se merecen la muerte es mejor dejar todo bajo manos de Dios ya que él es el único dueño de la venganza y de nuestras vidas nadie es mejor que nadie todos somos iguales ante los ojos de Dios.
Antes de poder perdonar a alguien debemos perdonarnos primero nosotros y asi poder deserle el bien a los demás de lo contrario nuestro orgullo resentimiento odio coraje celos. Nos Irán matando poco a poco y con eso mismo terminando perdiendo a nuestra propia familia así q dios los bendiga y los guíe por el buen camino a todos ustedes amigos.
Tenemos que tratar de tolerar más y manejar nuestros sentimientos.
Preciosa Reflexión le llega a uno bien profundo y más si sabes que en realidad esto nos está pasando muy de cerca tremenda enseñanza
hay personas k prefieren tragarse ÉL orgullo que hablarle a su prójimo los tragos de orgullo saben amargos… Ese es el veneno que nos tragamos nosotros mismos

¿Leer la historia que reflexión trajo a tu mente? o ¿En qué manera te ayudo a comprender que el odio y rencor son muy malos?
Coméntanos que pensaste 😀
Dios te bendiga


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.