Un pueblo entero hizo hasta lo imposible para sorprender a uno de sus habitantes. CONMOVEDOR!

Un pueblo entero hizo  hasta lo imposible para sorprender a uno de sus habitantes. CONMOVEDOR!

Para que Muharrem, que es sordo, pudiera vivir un día sin barreras, todo su pueblo aprendió el lenguaje de señas.

El truco fue organizado con la ayuda de Samsung Turquía como parte de la campaña publicitaria de su nuevo centro de llamadas de vídeo, que permite comunicarse más fácilmente con personas que tienen problemas de audición.

Le tomó un mes la preparación – las cámaras fueron instaladas hasta por el barrio y la ciudad entera tomó clases del idioma.

Luego, el 28 de diciembre del año pasado, los vecinos de Muharrem en Bağcılar, Estambul, se reunieron para darle una increíble sorpresa.


What are your thoughts?