Estas mascarillas te ayudarán a eliminar las ojeras.

La producción en exceso de melanina y la dilatación en los vasos capilares causan una coloración oscura en la piel que se localiza debajo de los ojos.

 

¿Ojeras y ojos cansados? La piel que se encuentra alrededor de los ojos es muy fina; mide de 300 a 800 micras y tiene apenas glándulas sebáceas. No obstante, al pasar los años los productos químicos y los excesos la desgastan y toman un tono oscuro.

Las ojeras salen cuando hay una obstrucción en las fibras de elastina y colágeno, es decir, la piel adelgaza el doble causando cambios en el color.

Causas

Las personas que tienen antecedentes genéticos cuentan con más posibilidades de padecerla.

Enfermedades respiratorias como: sinusitis, asma o alergias pueden irritar la piel, causando que se amontone sangre debajo de los ojos.

Si una persona tiene problemas de circulación la piel se vuelve más fina y los vasos sanguíneos tienden a dilatarse.

Las pieles oscuras amontonan más pigmento debajo de los ojos.

Así, cuando existen irregularidades hormonales, embarazo y acumulación de líquidos, es posible que aparezcan las ojeras.

Factores de riesgo

Deficiencia de hierro: este elemento es imprescindible para la producción de hemoglobina, que es la encargada de oxigenar las células.

Estrés: la persona pierde flexibilidad y la capacidad de regenerar la piel.

Tabaquismo: el tabaco, aparte de acelerar el envejecimiento, también cambia el tono de la piel y disminuye la producción de colágeno.

Estreñimiento: la irregularidad intestinal es señal de que el cuerpo no está ingiriendo los líquidos y fibra necesarios.

Deshidratación: ocurre cuando el cuerpo no está muy hidratado y se expone a temperaturas altas.

Presta mucha atención a estas mascarillas naturales:

1. Aceite de oliva y zanahoria

La zanahoria tiene una concentración alta de betacaroteno y antioxidantes. Esto quiere decir que actúa como una capa protectora para las agresiones ocasionadas por el sol. Mientras que el aceite de oliva hidrata y le retorna la luminosidad a la piel.

Ingredientes: 1 cucharada de aceite de oliva, 1 zanahoria

Preparación

Primero pela y ralla la zanahoria.

Luego la colocas en la licuadora y agrega el aceite de oliva.

Mezcla hasta conseguir una pasta homogénea.

Modo de uso

Lava bien el rostro y aplica la pasta encima de las ojeras.

Deja reposar unos 20 minutos.

Para terminar, enjuaga con agua fría.

2. Manzana

La manzana es muy rica en antioxidantes, lo que ayuda a que se regeneren las células, hidratar la zona y reducir la pigmentación debajo de los ojos.

Ingredientes: 1 manzana, 1 vaso con agua.

Preparación

Coloca el agua al fuego y cuando hierva agrega la manzana.

Luego saca la manzana y con un tenedor tritura hasta conseguir una pasta.

Después, deja que se enfríe.

Modo de uso

Lava bien el rostro y cuando esté un poco húmedo aplica la pasta de forma uniforme debajo de los ojos.

Aplícala dando masajes circulares suaves.

Espera unos 5 minutos.

Para terminar, enjuaga.

3. Aceite de almendras y aguacate

El aguacate ralentiza el envejecimiento, embellece la piel ya que restaura los tejidos y le ofrece hidratación a la zona. Por otro lado, el aceite de almendras contiene ácidos grasos que eliminan las ojeras.

Ingredientes: 6 gotas de aceite de almendras, pulpa de aguacate.

Preparación

Primero, pon el aguacate en un recipiente y tritura hasta hacer una pasta.

Después agrega las 6 gotas de aceite de almendras.

Bate los dos ingredientes hasta que se incorporen bien.

Modo de uso

Lava bien el rostro y luego aplica la mezcla debajo de los ojos.

Deja que actúe unos 10 minutos.

Para terminar enjuaga.

Consejos

Trata de dormir boca arriba para que drenen los líquidos.

Limpia tus párpados antes de dormir.

Usa una crema hidratante especial para el contorno de ojos por la mañana y en la noche.

Evita problemas de estrés, ya que el cortisol ocasiona mala coagulación en la sangre.

Haz actividad física para conseguir una buena circulación.

Usa bloqueador cada día.

Bebe al menos 2 litros de agua al día para conservar una buena hidratación.

Incrementa la ingesta de verduras y frutas para prevenir la retención de líquidos.

Baja el consumo de sal.

No olvides que las ojeras no son solo una cuestión estética, tu cuerpo te está diciendo que algo no está bien, y es importante prestar atención para evitar graves consecuencias. Sobre todo si es por mala circulación.