Conozca algunas razones importantes por las que deberías beber agua de piña.

¿Sabías que el agua de piña es muy buena para prevenir la inflamación y que, debido a sus propiedades diuréticas, favorece la expulsión de los líquidos retenidos?

La piña, también conocida por su nombre científico Ananas comosus, es una planta perenne que pertenece a la familia de las bromeliáceas, y que proviene de América del Sur.

Su fruta es de las más apreciadas a nivel nutricional, por su gran contenido de minerales y vitaminas y por su gran aporte de fibra, enzimas y antioxidantes.

Se ha usado desde la antigüedad con diferentes fines culinarios, debido a que su sabor entre dulce y ácido va muy bien en la elaboración de postres, bebidas y bollería.

También, gracias a sus propiedades medicinales,  ha sobresalido como complemento para luchar contra la inflamación, algunos problemas digestivos y otra variedad de trastornos.

Aunque en su estado natural ofrece muchos beneficios para la salud, algunas personan eligen prepararla en agua para obtener las propiedades que tiene en la pulpa y en la cáscara.

Como sabemos que a muchos les interesa probarla de este modo, en el próximo espacio te contaremos cómo prepararla y cuáles son los motivos para incluirla en la dieta.

¡Sigue leyendo!

¿Cómo preparar en casa agua de piña?

El agua de piña se ha convertido en una opción sabrosa para conservar el organismo hidratado.

Favorece el cumplimiento de los requerimientos diarios de agua y, además de esto, aporta un plus de nutrientes esenciales.

Ingredientes: ½ piña con cáscara, 4 tazas de agua.

Preparación

Corta la piña en pedazos pequeños, sin retirarle su cáscara.

Coloca los trozos en un recipiente con agua y ponla a hervir, a fuego lento, por unos 5 minutos.

Deja reposar a temperatura ambiente, hasta que este tibia o fría.

Modo de consumo

Filtra el agua usando un colador y, sin añadirle azúcar ni endulzantes, ingiere un vaso en ayunas.

Distribuye el agua que queda para varias tomar a lo largo del día.

Algunas razones para tomar regularmente agua de piña

La ingestión regular de agua de piña le aporta grandes beneficios al organismo.

Aunque muchos prefieren prepararla como remedio, la verdad es que se puede tomar en cualquier momento como medida preventiva contra ciertas afecciones.

1. Combate la inflamación

La bromelina, la enzima que posee la piña, trabaja como un antiinflamatorio natural sobre los tejidos, reduciendo las dolencias asociadas a los padecimientos inflamatorios.

El concentrado de agua de piña, sirve como complemento para tratar las enfermedades óseas y los síntomas de la artritis.

Reduce la acumulación de ácido úrico, que provoca la gota y los cálculos.

Disminuye la producción excesiva de gases y previene la inflamación abdominal.

2. Es desintoxicante

La preparación de piña en agua ayuda a condensar su cantidad de enzimas digestivas que, en el cuerpo, favorecen el proceso de desintoxicación.

Estas sustancias, aparte de sus compuestos antioxidantes, protegen las funciones de órganos excretores como los riñones y el hígado para obtener una eliminación óptima de los desechos.

Limpia los desechos de los riñones y evita la formación de cálculos.

Apoya la purificación de la sangre, mejorando el desarrollo de oxigenación celular.

Tiene un efecto ligero laxante en el colon, lo que previene el estreñimiento.

3. Ayuda a bajar de peso

Esta bebida natural posee muy pocas calorías. A pesar de esto, posee nutrientes esenciales y azúcares naturales que favorecen la pérdida de peso.

Su fibra dietética facilita la digestión y ayuda a mantener la sensación de saciedad.

Su acción depurativa ayuda a limpiar el organismo y previene interferencias en el funcionamiento del metabolismo.

Ayuda a controlar el amontonamiento de lípidos y facilita su descomposición.

Apoya el uso de glucosa como fuente de energía para el cuerpo.

4. Rehidrata el organismo

El agua de piña es una de las mejores bebidas saludables que ayudan a rehidratar el cuerpo ante la pérdida de sales minerales y fluidos.

Posee niveles altos de potasio y magnesio, minerales importantes que regulan los niveles de electrolitos para conservar las células hidratadas.

Regula el pH de la saliva y calma la sensación de sed.

Ayuda la circulación y ayuda a conservar la salud muscular.

Conserva hidratados la piel y el cabello.

Ayuda a prevenir la sensación de calambres y fatiga.

5. Lucha contra la retención de líquidos

Otro de los grandes beneficios de la bromelina de la piña es que trabaja como un diurético natural cuando se asimila en el organismo.

Esta cualidad es muy beneficiosa sobre los pacientes que suelen retener líquidos, debido a que promueve su expulsión.

Esta cualidad, a su vez, sirve para:

Evitar la inflamación de las articulaciones.

Previene la presión arterial alta.

Previene dificultades circulatorias.

¿Habías escuchado acerca de estos beneficios del agua de piña? Ahora que ya lo sabes, anímate a probarla y comprobar que es muy buena para tu bienestar.