Mi esposa se divierte electrocutándome

Mi esposa se divierte electrocutandome 3

 

HAZ CLIC SOBRE EL VIDEO PARA VERLO

 

 

El fotógrafo, Patrick Sala, examina los rostros de las personas mientras se electrifican unos a otros con un Taser. 

Es inquietante ver la mirada de satisfacción en los rostros de los que electrifican a los voluntarios. Algunas personas consideran innecesario este experimento; y dicen que el concepto es totalmente estúpido. Sin embargo, la emoción humana sin filtros (sea lo que sea) y en cámara lenta… es algo genial. Aunque consideramos que ver el dolor reflejado en las caras de las personas no es divertido.

MIRE el vídeo y opine, ¿Se atrevería a formar parte de este examen?  ¡CUÉNTANOS!

 


What are your thoughts?