No muerdas la mano que te da de comer!

Como desconfiar de este tierno changito, pero mira lo que pasa…

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.