Tiene su gracia tocar el piano, ¡pero tocarlo así no sé cómo decirlo!!

Bastante gracia es tocar el piano, ahora si le agregamos que sea con malabares con pelotas, es algo insólito, no cabe duda que el Ser humano posee una capacidad divina para hacer cosas inimaginables.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *