Conozca algunos tips para prevenir el contagio de candidiasis vaginal

El uso de ropa interior hecha con los materiales adecuados y una buena higiene íntima son factores determinantes a la hora de prevenir el desarrollo de los hongos de la candidiasis.

La candidiasis vaginal es una infección ginecológica causada por el desarrollo del hongo Candida. Este microorganismo vive en la flora bacteriana de las mucosas, en los intestinos y en la vagina.

Cuando está controlada por el sistema inmunitario, la Candida puede sobrevivir en cantidades pequeñas sin dañar el organismo.

Un buen estado de salud y una buena higiene impiden que la Candida se desarrolle, evitando que aparezca la candidiasis.

No obstante, cuando se presenta un desequilibrio en el sistema inmunitario, suelen aparecer los primeros síntomas.

Signos de candidiasis vaginal

Flujo vaginal

Otra señal de tener candidiasis vaginal es la presencia de un flujo de olor desagradable y color blanquecino de consistencia muy densa.

A veces este tipo de flujo vaginal puede ser provocado por otras infecciones. Es importante acudir al ginecólogo y decirle de la presencia de este síntoma tan pronto haga su aparición.

Irritación de la vulva

Este síntoma suele ser el más frecuente y el más incómodo de todos. El dolor que producido por la inflamación de la vagina siempre viene acompañado de picazón y enrojecimiento.

Rascarse es una mala idea, pues puedes ocasionar úlceras en la zona afectada con lo que el malestar se pondrá peor.

Ardor al orinar

La inflamación de la vagina creada por la candidiasis permite un cuadro de irritación en la zona que se incrementa a la hora de orinar.

Si bien es un gran fastidio, este síntoma junto a los demás es lo que con seguridad suele determinar el desarrollo de la Candida.

Hipersensibilidad vaginal

Además, la candidiasis vaginal se caracteriza por generar dolor durante las relaciones sexuales, debido a la inflamación en la zona.

Los síntomas pueden variar en cada caso. Muchas mujeres los presentan de forma leve y otras simplemente no los soportan.

En todo caso se recomienda hacer todo lo que esté al alcance para evitar sufrir de la candidiasis vaginal.

Algunos tips para prevenir el contagio de candidiasis vaginal

1. Evita el uso de algunos productos para la higiene íntima

Hoy en día hay jabones y desodorantes perfumados para su uso en la zona genital.

Generalmente, estos productos químicos contienen un pH ácido y algunos agentes irritantes que alteran la flora bacteriana de la vagina.

En ese sentido, es sensato evitar su uso, y de abstenerse de usar espumas y aceites de baño para impedir la exposición a padecer candidiasis vaginal.

2. Cuida tu higiene íntima

Uno de los factores más importantes a la hora de prevenir la candidiasis vaginal es conservar una higiene correcta en tu zona íntima.

Recomendamos que les presten atención especial a estos hábitos de limpieza.

Por ejemplo, si vas al baño, limpia la zona de adelante hacia atrás para no arrastrar gérmenes y microorganismos del recto a la vagina.

3. Cambia regularmente las toallas y la ropa interior

Las toallas húmedas son perfectas para el desarrollo de algunos hongos y microorganismos. Por eso, es esencial cambiar con regularidad las toallas sanitarias y usar siempre una que esté seca y limpia.

Del mismo modo, usar ropa interior de material sintético y muy ajustada favorece el desarrollo de bacterias que dan paso a la candidiasis vaginal.

Utiliza mejor ropa interior de algodón, material que va a conservar tu zona íntima fresca y seca.

4. Debes tener cuidado especial durante el ciclo menstrual

Tres de cada cuatro mujeres han padecido de una infección vaginal por lo menos una vez siendo adulta.

El uso de ciertos fármacos y los cambios hormonales durante la menstruación pueden cambiar la efectividad del sistema inmunitario.

Es muy importante cambiar las toallas sanitarias y los tampones regularmente durante el ciclo menstrual, esto va a ayudar en la prevención de la candidiasis vaginal

5. Controla el uso de antibióticos

El uso de antibióticos favorece la extinción de las bacterias que gobiernan a hongos como la Candida.

Si eres predispuesta a tener candidiasis y te indican antibióticos, debes informarle a tu médico para que tome medidas extras.

En algunos casos es una tarea muy difícil prevenir la candidiasis vaginal. Ejemplo de esto es la predisposición que tienen las mujeres con diabetes, a quienes se les hace muy complicado mantener sus niveles de azúcar en control.

Cuando se descontrolan los valores de azúcar en la sangre, las levaduras en el organismo incrementan su reproducción. Con esto, aumentan las posibilidades de sufrir candidiasis vaginal de forma frecuente.

También, las mujeres embarazadas están predispuestas a sucumbir ante la Candida. La acidez vaginal normal en esa etapa y una higiene mala, son favorable para el crecimiento de bacterias genitales.

Sin embargo, seguir buenas costumbres en tu zona íntima te puede ayudar a mantener a raya este padecimiento tan molesto.