Dios te dice hoy: Yo te amo, te quiero bendecir, te quiero proteger

La palabra de Dios hoy.

En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo.  Juan 16:33

Dios te dice hoy: Confiar es creer, creer es fe. Fe es el poder para ver lo que solo tú y yo podemos ver. Un sentido de la vista sobrenatural para ver la respuesta que YO  te he dado ya, para mirarte a ti mismo como te miran mis ojos de amor y de bondad, para apreciarte  en el espejo de la redención y verte nueva, nuevo, tu espíritu limpio, tu corazón sencillo, tu mente libre y protegida por el escudo impenetrable de la palabra divina.

Avanzarás mirando lo que otros tal veces nunca puedan ver, te levantarás lleno de seguridad, caminarás con confianza, tus enemigos te verán y huirán.

No eres la persona mala, caída, sin esperanza o abatida que las lenguas tenebrosas te han querido convencer. Tú eres mi hija, mi hijo, perdonado eres, limpio, listo para la batalla, preparado para la felicidad.

Mírate de nuevo al espejo y ve ahora la alegría divina que salta de tus ojos, mírate sonreír, siente el  poder, el  gozo que este día te doy.

Aquí está mi amor, ha estado y estará siempre a tu disposición. Si puedes mirar con tus ojos de fe, si puedes volver a la sencillez de creer. Si puedes hoy darme tu alma, tu mente, tu corazón, tus planes, todas las cosas bellas que soñaste, todas las cosas buenas que has querido hacer.

Yo te amo, te quiero ayudar, te quiero bendecir, te quiero proteger. Porque en este mundo habrá siempre aflicción, pero confía,  las tinieblas de este mundo están vencidas, pero tu persiste en confiar en mis promesas, y aun en la oscuridad no te detengas, tus  ojos mi luz miran, tus pasos son firmes aun cuando sobre las olas caminas.

Tú sabes  que mi mano está extendida. Levántate hoy, vive la nueva vida que te doy. Eres mi hija, eres mi hijo. Confía.

Escrito por Hermes Alberto Carvajal