DIOS TIENE UN PROPÓSITO CON NUESTRAS VIDAS.

biblia11DIOS TIENE UN PROPÓSITO CON NUESTRAS VIDAS.

Muy buen día hermanos; en esta semana quiero hablarles acerca de lo importantes que somos dentro de los planes de Dios; para que cada uno tome conciencia y se ponga a encaminar su vida hacia ese propósito que Dios ha determinado.
El gran problema que tienen muchas personas hoy en día es el sentir que no valen para nada, esto se corrobora con las altas tasas de suicidios que se van registrando alrededor del mundo los cuales continúan en aumento.
El problema esencial de muchas de estas personas que se han suicidado (o están pensando en hacerlo) es el considerar que son inútiles y que no tiene un motivo para vivir en la tierra; pero hoy quiero que todos sepan que hay muchos motivos por los cuales estamos sobre esta tierra y que debemos de vivir con el anhelo de realizarlos.
La biblia dice:

“Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones” (Jeremías 1:5).
Y este pequeño pasaje revela varias cosas que debemos de conocer para así encaminarnos hacia nuestro propósito en esta tierra; les explicare algunas en este día.}
1) DIOS NOS CONOCIÓ Y NOS ELIGIÓ ANTES DE QUE NACIÉRAMOS.
“ANTES que TE FORMARE en el vientre TE CONOCÍ, y ANTES que NACIERAS te santifiqué….” (Jeremías 1:5).

Este pasaje dice específicamente que antes de estar en el vientre de nuestra madre ya éramos conocidos por Dios y que conociéndonos Él mismo nos FORMO dentro de ese vientre.
Y esto se debe a que desde antes de nuestro nacimiento ya habíamos sido conocidos por Dios y desde allí ya nos había predestinado con un propósito a cumplir; por esto puedo afirmar que ninguno de nosotros ha sido un accidente en esta tierra, sino que Dios se encargó personalmente de que naciéramos pues necesitaba que cumplamos los planes que ya tenía listos desde aquel entonces.
“Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.
Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó” (Romanos 8:29-30)

2) DIOS QUIERE QUE LLEVEMOS UNA VIDA DIGNA DEL PROPÓSITO QUE TENEMOS.
“…antes que nacieras te SANTIFIQUÉ” (Jeremías 1:5).

Teniendo nosotros un propósito tan grande el cual es de parte de Dios, tenemos que adaptarnos a un estilo de vida que nos haga dignos de realizar algo tan grande.
Pues si tú deseas servir a Dios de verdad; entonces tienes que empezar a vivir como un servidor de Dios de manera que sea Dios el que se manifieste a través de ti; pues lo que hacemos en esta tierra es ser unos canales de bendición a través de los cuales Dios pueda obrar.
Te puedo decir esto en este día: “Si tú crees que tienes un propósito extraordinario en esta tierra; entonces vive una vida extraordinariamente santa para que vaya de acorde a ese extraordinario propósito”

La razón de esto se encuentra en que mientras más usado seas por Dios estarás más expuesto a los demás y mientras más expuesto estés ante los demás estarás más expuesto a sus criticas; por lo cual debes de intentar vivir una vida que no genere críticas de parte de los demás.
“Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoneo 2:15)

3) DIOS NOS HA ELEGIDO CON UN PROPÓSITO ESPECIFICO.
“…te di por profeta a las naciones” (Jeremías 1:5)
Este pasaje nos relata algo que Dios le dijo al profeta Jeremías antes de que fuera profeta y este mensaje que le dio es que su propósito tenía que ser convertirse en “un profeta a las naciones”.
De la misma manera Dios también quiere decirte a ti cuál es tu propósito aquí en la tierra; pero tienes que buscar de Él para conocer dicho propósito.
Tú no puedes hallar en el mundo el propósito para el cual has venido al mundo, sino en la iglesia que es donde se te capacitara, se te enseñara y se te guiara hacia tu propósito; y es esta la razón por la cual tienes que congregarte pues mientras te congregas te estarás capacitando para cumplir tu propósito

4) SOMOS UN REGALO PARA LOS DEMÁS.
“TE DI por profeta a las naciones” (Jeremías 1:5)
La expresión “te di” que aparece en este pasaje equivale a un “te regale”, “te entregue” o “te envié” y en el contexto de ese pasaje nos da a entender que Dios envió a Jeremías como un regalo para ayudar a las personas que se estaban perdiendo en aquel entonces.
Ese pasaje es absolutamente cierto tomándolo de manera personal; pues nosotros también hemos sido enviados a esta tierra como un regalo de parte de Dios con el fin de ayudar a las personas perdidas a que encuentren su camino en Dios, para que ellos puedan ser participantes de la Salvación también.
De la misma manera Jesús también fue un regalo para la humanidad
“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha DADO a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna” (Juan 3:16)

Mejor dicho los cristianos somos como los nuevos cristos pequeños que están sobre la tierra, pues cada uno de nosotros es un reflejo del Señor, ya que el habita en nuestros corazones y hemos sido enviados a este mundo con el fin de acercarlos a Dios.

Dios nos ha regalado a este mundo para ser como unas luces que alumbren en medio de toda esta oscuridad y es por eso que te animo a que a partir de este día empieces a brillar.

“Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa.
Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos” (Mateo 5:14-16).

Hermanos, espero que esta publicación haya sido de bendición para ustedes y les pido que nos visiten mañana; pues mañana continuaremos con este tema.
Dios los bendiga.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.