Estas pasando por problemas Fuertes

Estás pasando por problemas fuertes, pero quiero tocar tu alma con estas mis palabras y en tu espíritu convencerte de que el maligno no tiene poder alguno para destruirte, ni para robarte todas las cosas que ya te di.

Tu tienes que aferrarte a mi palabra, yo haré que crezca en ti ese deseo por vivir y por seguir luchando. Ciertamente estos tiempos están llenos de tribulación, no lo estabas esperando, tenías muchos planes, había muchos sueños en ti y a veces te parece que nada sucederá, que ninguno de tus sueños se va a cumplir.

Pero ahora yo te hago una pregunta, quiero que me respondas, ¿Me vas a creer si te digo que yo tengo para ti cosas mejores? Yo te escogí para que seas valiente. Ayer estabas muy triste y te sentías muy débil, pero hoy que lees estas palabras, tu manera de pensar cambia y te sientes renovado y fuerte. Ayer te sentías vencido y derrotado, hoy te levantas y te sientes victorioso, protegido, apoyado, bendecido, amado.

Me estás entendiendo, tu vida se está transformando, habías perdido muchas cosas, pero hoy todo está cambiando.

Serás el ejemplo para muchos que te miran. Muchos que no creían en mí, volverán a mis caminos al mirar tu vida. Aquellos que me habían negado se arrepentirán y volverán a mi presencia.

En estos días de tanta confusión y de inmensa turbulencia, tú serás un faro que alumbra en la oscuridad de muchos. Estoy derramando sobre ti mi gracia para que veas, para que sientas cuánto te amo y para que tu también lleves bendición a todos los que hoy están sufriendo.

Solo créeme y camina, toma la decisión firme de no hacerle caso a malas noticias, a calumnias y a mentiras. Las palabras del maligno son llevadas por el viento, no sirven, no permanecen, no tienen el poder de confundirte ni vencerte, si tú no lo permites. Desecha las ideas de derrota, piensa y medita en mi palabra, créeme, créeme firmemente y verás todas las victorias que estabas esperando. Siente mi presencia, recuerda siempre cuánto te amo. Amén.