Estas preocupado por los días que vendrán

Estas preocupado por los días que vendrán, no sabes que vas a hacer, piensas que no tienes los recursos y que vienen muchas cosas que no puedes enfrentar. Pero quiero recordarte una vez más que si confías en mi tienes que aceptar mi paz, se firme con tus emociones y no aceptes el temor porque si en mi has creído, entonces ya sabes quién soy: El Dios de imposibles, El que saciará tu vida, El que te librará del mal, Yo Soy tu Señor, tu proveedor.

Yo Soy tu Dios, soy tu pastor, a pastos verdes guiaré tu alma, por las sendas de justicia andarás seguro y aunque atravieses por oscuridad sabrás que no temerás mal alguno, junto a aguas tranquilas te mostraré que soy tu Padre que te ama, te cubriré con mi misericordia y en el momento cuando necesites un milagro, ahí doblarás tus rodillas y recibirás tu bendición.

Los gritos del enemigo llegan a tus oídos tratando de llevarte al callejón del miedo, buscando confundirte para que no busques mi luz, para que abraces tus temores y te hundas en oscuridad.  Es una lucha diaria, pero tu fe es más fuerte y mi palabra te dice que por cada puerta que se cierre yo te abriré otra y te daré la salida siempre.

Yo hare que nazcan manantiales en medio de la tierra seca, yo saciaré tu sed y te protegeré del sol si por el desierto has de caminar.

Rechaza las dudas, come de mis promesas, habla mi palabra para que tu ser reciba sanidad.  Nada hay imposible para mí, quiero que recuerdes eso y cuando frente a ti se levante el enemigo y quiera detenerte con crueles muros de hierro, que tu corazón no olvide que tu Dios puede derribar cualquier obstáculo, que tu fe te dará las fuerzas para vencer. Te abrazo fuertemente, cierra tus ojos ahora y siénteme, óyeme como te lo digo: Te amo, estoy contigo,

Amén.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *