Este virus pasará

Este virus pasará, pero mi palabra no pasará. Esta pandemia acabará, pero mis promesas siguen vivas, Levántate, ponte de pie, es tiempo de que seas testigo de mi poder y a todos los que conoces les digas que los amo. Tienen que estar preparados, mi venida esta cercana, las trompetas están sonando, afina tu oído espiritual para que las puedas escuchar, a ti te estoy revelando mis planes y mi voluntad.

A ti y a tu familia los estoy protegiendo en mis santas manos, pero búscame con toda tu alma, que este tiempo de dificultad no acabe con tus deseos de orar, en tu fe tienes que crecer, en mis planes y propósitos tienes que perseverar. No te he abandonado, a veces piensas que no te oigo, que no te doy mi atención, has creído también que no te estoy escuchando pero la verdad es que estoy acomodando muchas cosas para que después que todo esto pase, te levantes a niveles mas altos y alcances bendiciones maravillosas.

Por lo pronto sígueme buscando, sigue orando, piensa y medita en mi palabra, alaba, adora, arrodíllate más.

Humilla tu corazón ante mi presencia. Las puertas que se habían cerrado se estarán abriendo, las personas que te habían olvidado vendrán a buscarte, muchas cosas que habías perdido de repente volverán a ti. Nunca pienses que lo lograste con tus propias fuerzas, recuerda que yo mismo lo hice y te bendije porque te amo y tu tiempo se tiene que cumplir.

Pase lo que pase no permitas las dudas en tu mente, suceda lo que suceda mantén tu fe viva como aquel primer día en que decidiste entregarme tu vida y como la primera vez que sentiste mi amor y mi perdón, en medio de la dificultad, si enfrentas conflictos o enfermedad quiero que sepas, que recuerdes, que no olvides, que yo estoy contigo. No te dejaré, no te abandonaré, en mis manos estás. Sigue firme, prométeme que lo harás. Amén.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *