El que teme padecer, padece ya lo que teme

michelDeMontaigne

“El que teme padecer, padece ya lo que teme.” – Michel De Montaigne.

Como dicen en mi pueblo, se me pone la piel de pollo, cuando escucho o leo esta frase del Sr de Montaigne. ¿Porque? Porque me recuerda algo de lo cual, aquellos que dicen leer la biblia, estudiarla, de hecho, casi no hablan de esto, lo cual es muy importante:

El temor, el paralizante miedo a la vida, a enfrentar la verdad, a valorar lo que tenemos, el temor a hacer aquello que si estamos capacitados y hemos sido llamados para hacer, ese tipo de temor, no agrada a Dios.

Mira lo que dice la biblia:

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor, porque el temor involucra castigo, y el que teme no es hecho perfecto en el amor. 1 Juan 4:18

 ¿Te fijaste?  El temor involucra castigo. Y no, no se trata de castigo de Dios. Se trata del castigo que nosotros mismos nos autoimponemos. La ansiedad, la soledad, la amargura, la ira, la confusión, todo lo que se deriva de una vida de temor. Pero, aunque Dios nos diga vez tras vez, no temas, no desmayes, no temas, no desmayes, no temas no desmayes, ¿Que hacemos nosotros? Tememos y desmayamos, ¿Porque? Pues porque se siente más bonito y así la gente nos tiene más lastima… así de sencillo…  muy pocos toman el reto de verdaderamente enfrentar el temor y de una vez por todas, dejar de temer, es más, de ni tan siquiera darle valor al infundado temor, y  caminar hacia adelante.

No, no estoy hablando de enfrentar riesgos innecesarios. Estoy hablando simple y sencillamente de enfrentar los temores que paralizan tu vida. ¿Temes al fracaso? Cuanto lo siento. Si después de leer esto no te decides a enfrentar ese temor, y a hacer lo que tienes que hacer para cumplir tu propósito en la vida, entonces, ya estás viviendo una vida fracasada.

Créeme, que los que recibimos el ánimo que Dios nos da y nos levantamos a tomar el toro por los cuernos, posiblemente seamos las personas más criticadas en el mundo. Ni a eso debemos de temerle. Solamente los tontos, menosprecian a otros y los critican, y más tontos cuando critican a quien no conocen. Pero, tú, ni a  los necios, ni a los tontos, ni a los problemas, ni a ningún obstáculo le tendrás temor.

¿Estamos de acuerdo?

PASA A LA SIGUIENTE FRASE


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *