Mujer muere al dar a luz, pero una oración la salvó.

Mujer muere al dar a luz, pero una oración la salvó.

El 28 de Julio del 2010 la vida de Melanie cambiaría para siempre. Aquí su historia:

«Tuve a mi bebé en un hospital sin darme cuenta que días después despertaría en la sala de Cuidados Intensivos de otro hospital cruzando la ciudad, sin saber como había llegado ahí. Me senté y sorprendida escuche lo que mi familia me contaba sobre lo que pasó en esos días. La siguiente historia son recuerdos de mi esposo y ellos, ya que mi mente está en blanco.»

» Cuando estaba lista para dar a luz después de 39 semanas de espera, me empecé a sentir mal y le dije a la enfermera que algo no estaba bien. Tenía nauseas y pensé que me desmayaría, pero mis signos vitales no avisaban que algo estaba fallando. «

Entonces me dejé caer a un lado, al parecer con lo que parecía un ataque leve. Mi marido, que estaba de pie al final de la cama, fue testigo de que mi ritmo cardíaco y la presión arterial estaban en ceros en los monitores. La frecuencia cardíaca del bebé empezó a caer en picada precipitadamente. Mi piel se había vuelto de un azul profundo. No respiraba y no tenía ritmo cardíaco. Yo había sufrido un paro cardíaco. Estaba clínicamente muerta, y mi bebé estaba todavía dentro de mi cuerpo.»

«Los médicos señalaron código golpe Código Azul y un equipo de personal me llevó a la sala de operaciones (OR). Mi marido me dijo más tarde que él oró con estas palabras:

«Dios, sé que esto es más de lo que puedo manejar, lo que significa que tienes un plan y un propósito en esto, y yo confío en ti; pero por favor, si es tu voluntad, permíteme tener a mi esposa de nuevo. «

«Para ese momento, la familia y amigos habían empezado a congregarse y todos ellos se tomaron de las manos y comenzaron a orar.

Poco después comenzaron a mandar textos, correos electrónicos, Tuits, y publicando estados en Facebook, pidiendo a la gente a orar por mí. El efecto dominó comenzó a suceder. Al final de ese día, yo era número uno en las búsquedas en línea de Phoenix y una de las 100 personas mas tuiteadas,  las peticiones de oración se volvieron viral.»

mother and baby2

«Una enfermera le dijo a mi marido que después de muchas veces con el desfibrilador y el RCP habían sido capaces de conseguir un latido de corazón débil. Yo había estado sin oxígeno ni un pulso durante unos 10 minutos. Pasaron más de una hora y media tratando de resucitarme.»
 
«El jefe de la UCI dijo a los reunidos que probablemente yo había experimentado una embolia de líquido amniótico (AFE), que suele ser mortal. Los médicos me habían estabilizado, pero no creían que fuera a sobrevivir y alentó a mi familia a despedirse»

Mi marido vino a mi cama. Tomó mi mano y dijo: «Te amo; Siempre te querré. Brady y Gabriella son hermosas y te aman.  A pesar de mis esperanzas, prométeme que seguirás a tu ángel de la guarda a dondequiera que te lleve. A donde vayas será donde Dios te necesita «.

«A partir de ahí las cosas fueron de muy mal en peor. Recibí dos transfusiones de sangre y tuve una condición de coagulación de la sangre de forma errónea. Durante la realización de la cesárea de emergencia los médicos cortaron accidentalmente una arteria, por lo que se tuvo que realizar otra cirugía de emergencia para detener el sangrado.»

«Milagrosamente, sobreviví a esta cirugía también, pero los médicos me encontraron cinco litros de sangre en el abdomen y tuvieron que empacar por mi vientre (en pocas palabras, rellenaron mi barriga con toallas para comprimir el sangrado). Como resultado, no podían cerrar mi abdomen, así que todavía estaba abierta con un mayor riesgo de infección por más de 12 horas.»

«Sin embargo, la cirugía fue un éxito, y desde es momento, una recuperación milagrosa comenzó a desarrollarse. Dentro de las próximas 24 horas, me deshice de todos los medicamentos, con excepción de medicamentos para el dolor. Estaba respirando por mi cuenta.»
 «Doug entró en mi habitación y se sentó a mi lado. Dijo que me tocó la cara y le dije: «Oye amor, ¿cómo estás?» Él se rió y me besó la mano y lloró.»

«Dijo que lloró de alegría y agradeció a Dios por esta gracia. Lo alabo!»

mother and baby 3

«Aunque no tengo ningún recuerdo de este evento increíble en mi vida, estoy agradecida de estar viva y de mantener a mi esposo e hijos en mis brazos a diario. Estoy agradecida por cada mensaje de Facebook, Twitter, y artículos escritos y publicados, que extendieron su mano y pidieron a otros que oraran por mí, un extraño.»

Mother and Baby1

«Las palabras no pueden expresar mi gratitud por la gran cantidad de oraciones que me cubrían a lo largo de este evento traumático. Estoy feliz de decir, que las oraciones funcionaban! Gracias a las manos de los médicos, enfermeras, muchos donantes de sangre, y un siempre misericordioso Dios, Gabriella y yo estamos vivas y bien y hemos tenido una recuperación completa.»

mother and baby4

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *