¿Olor de pies? Estos remedios caseros te ayudarán a quitarlo.

Existen ingredientes naturales que cuentan con propiedades que nos pueden ayudar a combatir el olor de pies, el sudor y las bacterias que lo causan.

El olor de pies es causado por el contacto de la piel con fuentes de bacterias, suciedad y sudor, que se pueden acumular sin darnos cuenta.

Aunque ciertos productos ayudan a conservar el área seca, a veces se necesitan “ayudas” extras para eliminarlo por completo.

Por esta razón, aparte de usar polvos de talco, te animamos a utilizar estos remedios caseros que resuelven el problema.

¡Busca lápiz y papel!

1. Aceite de árbol de té y sábila

El gel de la sábila posee sustancias hidratantes y antimicrobianas que favorecen la remoción de las bacterias causantes de mal olor en los pies.

Estos compuestos, combinados con el poder antibacteriano del aceite esencial de árbol de té previenen la aparición de hongos.

Ingredientes: 6 gotas de aceite esencial de árbol de té,  3 cucharadas de gel de aloe vera.

Preparación

Coloca el gel de la sábila en un recipiente y combínalo con el aceite esencial de árbol de té.

Modo de aplicación

Frota la mezcla en los pies y deja que actúe de 20 a 30 minutos.

Luego, lava con agua tibia.

Úsalo diario hasta que desaparezca el olor.

2. Cola de caballo

El poder  antibacteriano de la cola de caballo es perfecto para conservar los pies libres de mal olor.

Ingredientes: 3 cucharadas de cola de caballo, 2 tazas de agua.

Preparación

Coloca la cola de caballo y el agua en un recipiente.

Deja que hierva a fuego bajo 5 minutos y después deja que repose.

Cuando esté listo y sin enfriarse por completo, vierte el preparado en una vasija.

Modo de aplicación

Entra los pies en el preparado unos 20 minutos.

Usa el remedio 2 o 3 veces a la semana.

3. Aceite de limón y bicarbonato de sodio.

Este remedio regula el pH de la piel de los pies para restringir el crecimiento de bacterias que faciliten la aparición de malos olores.

Ingredientes: 6 gotas de aceite de limón, 3 cucharadas de bicarbonato de sodio, agua.

Preparación

Pon el bicarbonato de sodio y el aceite esencial de limón en un recipiente y mézclalos.

Usa un poco de agua para humedecer la mezcla y hacer una pasta.

Modo de aplicación

Frota la mezcla en los pies, por todos lados y déjalo actuar 20 minutos.

Lava con agua tibia y úsalo 3 veces a la semana.

Nota: También, puedes dejar la mezcla seca sin agua, y colocarla dentro del calzado.