¿Quieres evitar la caída del cabello? Usa estas mascarillas con aceite de árbol de té.

Utilizando estas recetas podrás fortalecer tu cabello a un costo muy bajo.

El aceite de árbol de té es un componente común en los remedios caseros para prevenir la caída del cabello y también para fortalecerlo. Desde hace muchos años se ha utilizado para luchar contra caspa, infecciones y sequedad.

En la actualidad es muy fácil encontrarlo en farmacias y tiendas naturistas. Esto es muy bueno si tu cabello luce opaco y sin vida y se cae sin remedio.

Puedes preparar estas mascarillas con aceite de árbol de té para prevenir la caída del cabello y renovar su aspecto.

1. Mascarilla con bicarbonato de sodio para librarte de la caída del cabello graso.

Conocemos que tener el cabello graso es un problema por sí solo. Además de que en muy pocas horas puede estar muy pesado y lucir como si no lo hubieras lavado, limitando los chances al cuidarlo.

Si ese es tu caso, debes saber que el bicarbonato de sodio es la elección perfecta. Este ingrediente económico tiene propiedades antifúngica y antibacteriales que matan los microbios y sanan heridas en caso de que haya.

El bicarbonato tiene propiedades equilibrantes del pH de la piel y antiinflamatorias. Para terminar, el efecto burbujeante del bicarbonato abre los poros y deja una sensación profunda limpieza y frescura.

Ingredientes: 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, 5 gotas de aceite de árbol de té, 2 cucharadas de agua, 1 cucharada de miel.

Preparación

Mezcla todos los ingredientes hasta tener una pasta.

Aplica la mezcla sobre el cabello.

Date un masaje durante 10 minutos prestando atención especial al cuero cabelludo.

Deja que repose unos 30 minutos y enjuaga con un champú natural.

Aplica la mezcla dos veces por semana.

2. Mascarilla de aceite de árbol de té y agua

La forma más fácil  de utilizar el aceite de árbol de té es preparando una mezcla con agua destilada. Con esta mascarilla se te presentan dos opciones. La primera es lavar después de unos minutos y la otra es dejarlo que actúe todo el día.

Si tu cabello es graso nuestra recomendación es aplicar la mascarilla y lavar. Para las melenas secas es mucho mejor dejarlo todo el día. Así, no solo evitas la caída del cabello, también lo hidratas a lo largo de la jornada.

Ingredientes: 3 cucharadas de aceite de árbol de té, ½ taza de agua destilada, 1 frasco pequeño de plástico con atomizador.

Preparación

Mezcla el aceite y el agua en el frasco de plástico y agita bien.

Luego, aplica sobre todo el pelo hasta humedecer totalmente. Te puedes ayudar con los dedos o un peine.

Hazlo dándote un suave masaje durante 5 minutos.

Deja reposar unos 10 minutos y lava con agua fresca.

Repite el procedimiento 3 veces por semana.

Guarda la mezcla en un lugar fresco y siempre agita antes de aplicar.

3. Mascarilla de aceites nutritivos

Para esta mascarilla solo usaremos dos aceites. El primer motivo es que buscamos que eludir la caída del cabello resulte una tarea económica y fácil. La segunda razón es que el aceite de olivo por sí solo aporta brillo y fortalece el cabello. Este aceite es muy rico en vitamina e y en antioxidantes que eliminan la caspa y cierran puntas abiertas.

Cuando se mezcla el aceite de olivo con el aceite de árbol de té, se obtiene una mascarilla muy nutritiva. Eso sí, no la recomendamos si tu cabello es graso, pues el problema se pondría peor.

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de árbol de té, 2 cucharadas de aceite de olivo.

Preparación

Empieza cepillando bien tu cabello para quitar nudos y dejarlo más fácil de trabajar.

Mezcla los dos aceites en un recipiente pequeño.

Con una brocha o con los dedos aplica el aceite desde las raíz hasta las puntas.

Debes asegurarte de no dejar ninguna parte seca y date un suave masaje de unos 5 minutos.

Tapa con un gorro de baño y deja que repose toda la noche.

En la mañana, lava con agua tibia o fresca.

Esta mascarilla debes aplicarla dos veces por semana.

4. Champú sencillo de árbol de té

¿Buscas un champú que te ayude a librarte de la caída del cabello y ninguno te ha funcionado?

Esta una situación es más común de lo que a todos nos gustaría. El caso es que la mayoría del champú comercial está lleno de químicos que agravan el problema y los que si funcionan son demasiado caros.

Prueba este champú y notarás que en poco tiempo se te olvida la caída del cabello. Lo mejor de todo es que este champú lo puedes preparar con tu fragancia favorita cada vez que quieras.

Ingredientes: 2 cucharadas de aceite de árbol de té, 1 frasco de champú vacío y limpio, 1 cucharada de esencia de menta (cambia el aroma si gustas), 1 taza de champú neutro sin aroma.

Preparación

En el frasco mezcla el champú, la esencia y el aceite de árbol de té.

Mueve muy bien para que los ingredientes se mezclen bien.

Luego, aplica el champú en el cabello húmedo con un masaje suave durante 3 minutos.

Deja que repose por 7 minutos.

Enjuaga el champú con agua tibia y peina como de costumbre.

Usa este champú en vez del que usas ahora.

En fin, evitar la caída del cabello es económico y sencillo con los ingredientes correctos.

Intenta probar uno de estos remedios o combina varios para que obtengas todos sus beneficios.

Para ti,  ¿cuál es tu favorito?