Reflexión: “HOY FUI A VISITAR A MI ABUELA”

 

depressed old lady's portrait

 “HOY FUI A VISITAR A MI ABUELA”

Hace pocos días recibí una llamada poco usual, era mi padre el que me llamaba, me dijo ese día que quería que junto a mis hermanitos vaya a visitar a mi abuela, pues dijo que ella nos extrañaba ya que no la habíamos visitado desde hace mucho tiempo.

Recibir esta llamada fue algo muy impactante para mis hermanos y también para mí, pues hace mucho que no la veíamos y también queríamos saber algo de ella.

El problema radicaba en que entre la familia de mi padre y la familia de mi madre siempre hubo muchos problemas; mi madre odiaba a todos los familiares de mi padre y esa fue la razón por la cual tuvimos que irnos a vivir muy lejos de ellos.
Yo y mis hermanitos siempre quisimos mucho a mi abuela, siempre nos pareció una gran persona y la estimábamos bastante; pero aunque no queríamos tuvimos que irnos muy lejos de ella.
Por un tiempo tratamos de llevar bien las relaciones entre la familia, pero mi madre siempre insistió en que vivamos lejos de ellos y por esta razón tuvimos que alejarnos de ellos hasta que luego de un determinado momento ya no pudimos volver a verlos.

Cuando mi madre supo que visitaríamos a nuestra ya muy anciana abuela, se enojó y luego dijo muchas groserías; no pudimos hacer nada para callarla y tan solo escuchamos lo que decía; pero decidimos ir a visitar a nuestra anciana abuelita.

Fuimos a su casa entre tantas angustias en las que nos venían a la mente, al llegar sentimos bastante temor y no nos atrevíamos a tocar la puerta pero mi padre nos abrió y fuimos juntos a la habitación donde vive ella y muy emocionada nos recibió, no dijo muchas palabras pero su rostro notaba una mezcla de alegría y nostalgia; nos saludó con un beso en la mejilla y sentí que ella estaba tan conmovida que parecía que derramaría lágrimas.

Ese momento fue bastante extraño, todos queríamos hablarle pero no sabíamos que decirle, intente hablarle de alguna cosa pero no supe mantener una conversación lo suficientemente amplia; momentos después vi que ella estaba algo triste, al parecer se dolía de que no le hablemos, también me sentí triste por no poder hablarle y no sabía qué hacer. ¿Pero cómo tener una relación muy buena con una persona de quien mi madre me hablo mal por años? ¿Cómo podría yo hablar bastante con una persona de quien mi propia madre tan mal ha hablado?
A pesar de lo importante que es ella para mí, sentí como algo que nos separaba y esto eran los problemas sucedidos entre ella y mi amada madre.

Luego comimos un rato junto a mi abuelita, casi no hablamos pues algo a pesar de todo nos detenía, no me puedo quejar la comida estuvo muy bien preparada, me agrado todo pero eso no es lo que yo buscaba; pues fui junto a mis hermanos menores a hablar con mi abuela y esto no sucedió como lo quise cuando salí a visitarla.

Mis hermanitos y yo nos fuimos una hora más tarde, con un pequeño vacío que dolía bastante pues es muy doloroso no poder tener una relación muy buena con todos tus familiares y  esta es una de las cosas que más le duelen a la mayoría de personas.

REFLEXIÓN DE LA HISTORIA:
Ten cuidado con el tipo de relación que estas llevando dentro de tu familia, recuerda que todo lo que haces está siendo visto por tus hijos y pueden terminar aprendiendo cosas malas de parte de ti.
Enseña a todos tus hijos a amar a todos sus familiares; pues si no haces esto en su momento no sabrán como hacer para un poco de amor demostrarles.
Intenta formar una familia feliz con todos los integrantes de tu familia para que tus hijos también puedan formar una familia feliz aun con los miembros más lejanos de su familia.
Nunca intentes alejar a tus hijos de sus familiares, pues si los alejas crearas en ellos un dolor extremadamente grande.
Recuerda que acerca de lo que hagan y como se comporten en un futuro tus hijos serás tú el responsable así que intenta convertirte en un padre a quien de nada vayan a culparle.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.