Te amo y te lo sigo demostrando

Te amo y te lo sigo demostrando de muchas maneras, cada día puedes ver pruebas y detalles de mi amor. Te envío mi palabra para levantarte porque no quiero verte triste ni derrotado por causa de ningún problema o aflicción. Pon atención a lo que yo te digo, no permitas que algunas personas a tu alrededor te limiten y te quiten los deseos de luchar.  No olvides la grandeza de tus sueños, yo he puesto en ti muchos deseos buenos, la pasión por realizar proyectos bellos.

He sembrado en ti un gran potencial y un propósito maravilloso que debes de cumplir, pero la gente te juzga por tu apariencia, por tu pasado, ellos oyen, creen y propagan calumnias, la envidia los lleva a despreciarte y decirte que no vales, que no mereces nada.  Pero yo estoy mirando tu interior, tu corazón, la pureza de tus intenciones, tu tesón por superar tus fallas, tu deseo vehemente de cambiar tu vida y de alcanzar tus sueños.

Ponte en acción inmediatamente, créele a la voz de tu Dios omnipotente, levántate e inicia tu camino, hazlo por tu familia, por los seres que amas, tienes que creer a mi palabra, ser valiente y esforzado, perseverar hasta que alcances tu destino. Cuando llegues, verás cómo tu corazón rebosa aún más de alegría, verás cómo sí valió la pena creer a mi palabra y luchar por alcanzar una mejor vida.

Siempre te lo he dicho y una vez más te lo estoy confirmando, que hay muchas bendiciones para ti, si decides creerle a tu Dios, tu Padre celestial, que con este gran amor y cariño hoy te estoy hablando.

Pero guarda tu alma, ahora yo te pido a ti que no le creas a esos que se dedican a robar los sueños de aquellos que me aman. No te hagas amigo de los que buscan engañarte con mentiras, no sigas sus pasos, no les abras tu alma, no pongas atención a sus falsas palabras.

Búscame y ora, enfócate en hacer mi voluntad, abre tus ojos porque yo traigo a ti muy pronto una maravillosa bendición, una divina oportunidad. Te amo, no lo olvides. Amén.