Testimonio real de una persona que pudo ver el cielo y el infierno

porti
Testimonio real de una persona que pudo ver el cielo y el infierno

Matthew es un hombre que a los 12 años  tuvo una experiencia sobrenatural; en esta experiencia sobrenatural vio el cielo; sin embargo luego de esa experiencia no fue agradecido con Dios, sino que empezó a vivir una vida muy desordenada, años después se terminó convirtiendo en un adicto a la cocaína, empezó a sentirse desesperado por la vida que llevaba y se intentó suicidar; luego de morir nuevamente, Matthew tuvo una experiencia sobrenatural en la cual pudo ver como es el infierno, esto se lo permitió el Señor para que sepa a donde irá si sigue viviendo con una vida desordenada y llena de pecado.

Luego de que Dios le dio una última oportunidad, él reflexiono y entendió que el cielo es incomparablemente mejor que el infierno. Ahora ayuda a las personas que intentan suicidarse gracias a las experiencias que tuvo.

Si quieres ver la historia completa, puedes poner click en este video; suscríbete a nuestro canal de YouTube para que puedas recibir más testimonios como este

La biblia hace mención de la gran diferencia que hay entre el cielo y el infierno; esta diferencia es abismal y esta es la razón por la que Dios nos anima siempre a buscarle para poder ir al cielo

Cielo:
“Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,

teniendo la gloria de Dios. Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como piedra de jaspe, diáfana como el cristal.

 Tenía un muro grande y alto con doce puertas; y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos, que son los de las doce tribus de los hijos de Israel” (Apocalipsis 21:10-12)

Infierno:
“Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” (Apocalipsis 20:15)
“Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado” (Lucas 16:23-25)

El cielo es un lugar maravilloso y el infierno un lugar espantoso; elige el cielo, acércate a Jesús que es el camino al cielo.

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.