Todo estará mejor.

Todo estará mejor, las cosas van a cambiar, tu fe, mi poder y tu confianza en mi amor, muchas cosas lograrán.

Por eso cada día te insisto y te lo seguiré diciendo: Necesitas doblar tus rodillas y orar constantemente. Este ha sido un tiempo de luchas, de batallas continuas, hay una guerra en el mundo espiritual por tu familia y por tu vida.

Este es el tiempo para que te levantes tú que eres valiente.  Si quieres ver cambios a tu alrededor y deseas que muchas cosas sean diferentes, tienes que pararte con valor, tu situación será mejor, tu síguete esforzando y déjame a mí las cosas que se te están dificultando.  Haz tu parte, cree con fe, lee mi palabra, búscame constantemente. Yo transformaré las circunstancias y los corazones de la gente.

Muchas puertas se te abrirán, abundará en tu vida el trabajo, no les faltará el pan. Después de un tiempo de pruebas duras viene el año de la oportunidad, pero sólo para aquellos que me aman y que en verdad están despiertos, que están poniendo atención a lo que les digo cada día, que tienen sus ojos y sus oídos bien abiertos.

Eres de los que me aman y me buscan, tu fe es grande, has sido fiel en la prueba y en la necesidad, por eso te levantaré y te pondré para que administres bendición, abundancia y verdadera prosperidad.

No has tirado la toalla, no te has dado por vencido, eso me agrada mucho, por eso mis ojos se han posado sobre ti. Extiende tus sueños, no temas de hacer planes y proyectos gigantescos, yo te bendeciré para que logres muchas cosas provechosas, sin endeudarte, sin pedir prestado a nadie, solamente usando los talentos y los dones que en este día yo te estoy dando.

Atesora esta palabra que estás escuchando, no deseches las promesas que te doy, no te olvides de las cosas que te digo, quedarás muy sorprendido por todo lo que muy pronto pasará.  Tus amigos, tu familia y tú mismo pronto verán cómo en gran manera mi gracia te rodeará y te bendecirá. Amén.