Un lindo (feo) pez nos muestra que siempre existe la esperanza

Pescado pulmon caminando en una calle

Les presento al pez pulmon.  Si tu te has sentido hundido en el lodo, perdido en el olvido, si fuerza y sin vida, tienes que ver esto. Si Dios ha creado un pez, si asi es, UN PEZ, que es capaz de levantarse y vivir cuando parece que todo huele a muerte, entonces tu tambien puedes. Necesitamos a Dios. MIRA EL VIDEO….

 

El sur de África es el hogar de un pez muy primitivo con habilidades extraordinarias. Se trata del Pez Pulmonado.

Y a pesar de tener branquias como cualquier otro pez, también puede respirar aire directamente utilizando una vejiga natatoria modificada a través de un pulmón.

Cuando los niveles de agua son altos esto no es tan importante,  pero eventualmente, las lluvias escasearán y el constante sol ardiente secará toda el agua.

Al desaparecer el agua, los peces quedan aleteando en la superficie.  Sólo el Pez Pulmonado,
habilitado para respirar aire es capaz de lidiar con estas condiciones extremas. Pero aun está expuesto al calor y en riesgo por los depredadores. Así que recurre a otra habilidad aún más sorprendente. Encuentra un nuevo y más seguro hogar enterrándose en la tierra. Excava tragando lodo y expulsándolo a través de sus branquias.

Para evitar desecarse, el Pez Pulmonado exuda una mucosidad especial de su piel cubriéndose a sí mismo con una gruesa capa que endurece hasta formarse un capullo resistente al agua.  Dejando solamente un orificio para respirar.

Dentro de este sarcófago de lodo el Pez Pulmonado reduce su metabolismo a una sexagésima parte de su ritmo original apoyándose en sus músculos y grasa corporal como fuente de alimento y agua.

Se convierte en una pieza más de lodo endurecido. Incluso, se conoce que los peces pulmonados han terminado por accidente como un ladrillo de alguna pared de barro. Pero este no es el fin para el Pez Pulmonado.  Increíblemente puede sobrevivir así por hasta cuatro años.

Eventualmente, podría terminar envenenado por sus propios desechos pero en este caso, la llegada
de las lluvias es una salvación.

Conforme las paredes de lodo desaparecen con el agua, la capa endurecida de mucosidad se reblandece. Han pasado cuatro años desde que utilizó sus músculos y están muy débiles.  Pero al liberarse de este capullo de lodo se las arregla para arrastrarse hasta la fuente de agua más cercana.

Es el máximo sobreviviente.

Aunque por ahora se encuentre en el agua, pronto estará de vuelta en el lodo repitiendo todo el proceso una y otra vez conforme las lluvias vienen y van.
Subtitulos: Hermes.Tv


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *