Abandonado por sus padres Un niño sin Rostro, pero no por Dios!

Adam nació en un hospital Cristiano de la India, su corazón, pulmones y sistema digestivo funcionaban bien pero su rostro estaba deforme, por esta razón sus familiares decidieron dejarlo en el hospital, negándose a llevarlo a casa.

Dios toca el corazón de los empleados del hospital, Jessica y Raja para adoptarlo, quienes rápidamente encontraron Cristianos que le ayudaran para su recuperación.

Uno de ellos el Doctor John Van Olst, quien dirigió su Cirugía de Reconstrucción, quien conoce que Dar y sacrificarse por otros es el llamado de Dios para todos nosotros (Son Sus palabras), ellos buscan la reconstrucción de su cara y en especial por ahora de su paladar, para que pueda comunicarse ya que por no tenerlo no puede articular palabras. La operación de agosto fue pospuesta por falta de fondos para realizar esta operación.

Por lo pronto Adam sigue creciendo en un hogar cristiano, y ahora con esperanza de un mejor futuro para el.

PONLA LA OPCIÓN DE SUBTITULOS EN ESPAÑOL


Escribe tus lindos y edificantes comentarios aqui: