¿Cómo descubrir anomalías del lenguaje en el niño?

La comunicación es una fase que se desarrolla desde muy corta edad en la vida de las personas. No obstante, por varios motivos, se puede ver afectada. Es bien importante la detección temprana de estos trastornos para no tener consecuencias en el futuro.

Las anomalías del lenguaje en el niño pueden presentarse en el desarrollo del habla o el retraso del lenguaje.

Si el niño muestra alguno de estos inconvenientes, puede tener problemas para darse a entender o comunicarse con otros, lo que está muy asociado con el trastorno del lenguaje expresivo, o va a tener problemas para entender a otros, que tiene que ver con el trastorno del lenguaje receptivo.

En los niños y los bebés el lenguaje se desarrolla de forma natural y es un proceso que empieza desde que nacen. Para que el niño crezca correctamente, su lenguaje debe ser capaz de recordar, oír y entender. Además, debe tener la suficiencia para formar un discurso.

Causas de las anomalías del lenguaje en el niño

Según algunas estadísticas, 1 de cada 20 niños presenta indicios de anomalías en el lenguaje. Cuando la causa es desconocida, se le conoce como trastorno del desarrollo del lenguaje.

Estos problemas empiezan por lo general antes de los 4 años de edad. Algunas anomalías del lenguaje mixtas pueden ser causadas por una lesión cerebral.

Las anomalías del lenguaje en el niño pueden también ser causadas por un daño al sistema nervioso central o por problemas en el desarrollo, lo que se denomina afasia.

En este tipo de anomalías, el lenguaje y el habla no se desarrollan correctamente. Puede que el niño tenga ciertas habilidades del lenguaje, y otras no.

Síntomas de anomalía del lenguaje

Un niño que presente anomalías en el lenguaje puede mostrar una o dos señales de la lista que vamos a mencionar a continuación.

Estos síntomas pueden ir de leves a graves.

Por un lado, los niños con inconvenientes del lenguaje receptivo pueden presentar dificultades para comprender mensajes y pueden presentar las siguientes señales:

Problemas para comprender lo que dicen otras personas.

Dificultades para continuar instrucciones.

Dificultades para organizar sus pensamientos y acciones.

Por otro lado, los niños con anomalías del lenguaje expresivo van a presentar impedimentos para manifestar lo que están pensando o precisan. Estas son las señales:

Usan los tiempos verbales inadecuadamente.

Muestran dificultades para estructurar las palabras en una oración o sus oraciones pueden ser sencillas.

Tienen un vocabulario que está muy por debajo del nivel de su edad.

Utilizan algunas frases de forma reiterativa y repiten partes, como las preguntas.

Puede no ser correcto el orden de las palabras en las oraciones.

Tienen inconvenientes para hallar las palabras correctas al hablar y con asiduidad utilizan muletillas.

Tipos de trastornos del habla

Hay diversos tipos de anomalías del lenguaje en el niño. En cualquiera de esos casos, podemos notar de manera rápida algunas de las señales:

Retraso en el habla: Puede observarse tanto a nivel de expresión como de comprensión.

Dislalia infantil: Es diagnosticada cuando el niño no es capaz de pronunciar de manera correcta los sonidos del habla.

Tartamudez infantil: La tartamudez infantil es un dilema que se puede diagnosticar y ajustar desde las primeras fases del desarrollo del niño.

La tartamudez consiste en la alteración del ritmo y elocuencia verbal que se determina por la repetición de sílabas, frases y palabras.

Retraso del lenguaje: El diagnostico de un probable retraso en el lenguaje debe ser señalado por un especialista lo más pronto que se pueda, ya que una intervención temprana puede prevenir la aparición de secuelas.

Niños con problemas con la “R”: Esta letra, por lo general, empieza a ser articulada por los niños más tarde que otras letras. Por esta razón, algunos niños presentan anomalías para articularla correctamente.

Jotaicismo en los niños: Es el inconveniente que presentan algunos niños para articular la letra “J”.

Afonía en los niños: Es un trastorno muy común en los niños y los jóvenes. Puede generarse por enfermedades de la garganta o por costumbres incorrectas en el habla.

Sordera infantil: Al nacer, algunos niños pueden tener daño en el nervio auditivo, en el oído externo, medio o interno. Esto puede causar muchos inconvenientes para escuchar.

Los provechos de respirar bien para hablar de forma correcta

La voz y la respiración son procesos que están muy relacionados, hasta el punto de que si un niño respira bien, se puede comunicar correctamente.

Una respiración mala puede ocasionar enfermedades respiratorias que perjudican el habla. Ciertos trastornos como las afonías o lesiones en las cuerdas vocales se pueden deber a que el niño tiene un método respiratorio malo.

Cuando un niño respira de manera incorrecta, aspira una menor cantidad de aire, lo que crea menos potencia en su voz y complica su capacidad para hacer más largos los sonidos, ya que su frecuencia respiratoria se ve disminuida.

“Enfermedades como faringitis y anginas pueden ocurrir como consecuencia de no respirar de forma correcta”

Cualquier problema que se presente en el lenguaje del niño se puede detectar y tratado a tiempo. Lo principal es que estemos atentos al proceso de evolución natural del lenguaje y, ante cualquier trastorno, ir a su pediatra para que señale los pasos que se deben seguir.