¿Qué es la cistitis y cómo tratarla naturalmente desde casa?

¿Qué es la cistitis?

Básicamente, la cistitis es una infección bacteriana que causa que su vejiga se inflame. Ocurre cuando las bacterias penetran en su vejiga a través de su uretra, que es el conducto que lleva la orina fuera de su propio cuerpo.

Esta condición es más común en las mujeres, pero los hombres y los niños también pueden sufrirla. Se estima que aproximadamente la mitad de la población femenina contraerá una infección del tracto urinario como la cistitis en algún momento de su vida.

Los casos leves de cistitis generalmente mejoran por sí solos en unos pocos días. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar episodios de cistitis con frecuencia y pueden necesitar un tratamiento regular o incluso a largo plazo.

Además, existe la posibilidad de que la cistitis pueda provocar una infección renal más grave, por lo que es fundamental consultar a un médico si los síntomas empeoran.

¿Cuáles son los signos y síntomas de la cistitis?

Los principales síntomas de la cistitis a menudo son:  

-picazón, dolor y ardor al orinar.
-La demanda de orinar con más frecuencia o más de lo normal.
-Orina turbia, oscura y de olor fuerte.
-Dolor en el área del abdomen.
-Sentirse adolorido, enfermo, cansado.
-Los síntomas potenciales de la cistitis en niños pequeños incluyen fiebre de 38°C o 100°F o incluso más, irritabilidad, vómitos, disminución del apetito y debilidad.

¿Cuáles son las causas de la cistitis?

Hay muchas causas de cistitis. La mayoría de ellas son infecciosas. La cistitis es más común en las mujeres que en los hombres, probablemente porque el conducto posterior (ano) está más cerca de la uretra en las mujeres y la uretra es más corta.

Las causas de la cistitis no siempre son obvias, pero pueden ser causadas por:
-Limpiarse después de ir al baño, especialmente si la dirección de limpieza es de atrás hacia Adelante.
-Insertar un catéter urinario, que es un tubo delgado que se inserta en la uretra para drenar la vejiga.
-Usar tampón.
-Diafragma para anticoncepción.
-Tener sexo

¿Cuáles son los factores de riesgo de la cistitis?

-Uso de tampones.
-Ciertos tipos de control de la natalidad.
-Actividad sexual.
-Obstrucción en la parte del sistema urinario que impide el flujo de la orina.
-Vejiga llena.
-Sexo vigoroso o frecuente.
-Disminución de los niveles de estrógeno.
-Reducción de la mucosidad.
-Género, particularmente mujeres.
-Radioterapia.
-Cambios en el sistema inmune.
-La menopausia.
-El embarazo.
-Algunos remedios caseros para combatir la cistitis.

Terapia de calor/frío.  
A veces, la terapia de calor o frío se considera el remedio más eficaz para ayudar a aliviar el dolor asociado a la cistitis. Para utilizar la terapia de calor para el alivio de la cistitis, puede utilizar una botella de agua caliente o una almohadilla térmica para colocar sobre su abdomen. De esa manera, el calor ayudará a que los músculos tensos se relajen y alivien de forma natural la pared de la vejiga.

Para la terapia de frío, puede usar una botella de agua congelada, por supuesto con una capa de protección sobre ella, para colocarla contra la uretra. Esto ayuda a proporcionar cierto alivio. El frío ayudará a disminuir la inflamación.
Nota: es crucial no dejar el calor o el frío durante un largo período de tiempo. Es mejor alternar o eliminar después de 20 minutos de aplicado.

Bicarbonato de sodio.
El bicarbonato de sodio es una de las soluciones más eficaces para la infección de la vejiga y la cistitis. Debido a que esta condición necesita una reducción en el contenido ácido dentro de nuestro sistema, alcalinizarlo con bicarbonato de sodio proporcionará mucho alivio.

Para aliviar la cistitis mezcle 1/2 -1 cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y bébalo 2-3 veces por día. Además de este método, también puede tomar un baño con bicarbonato de sodio mezclando una cantidad adecuada de bicarbonato de sodio en la bañera llena con agua; luego, remoje su cuerpo en esta solución por unos minutos para aliviar el dolor.

Nota: La dosis recomendada de bicarbonato de sodio que se considera segura para un adulto es ½ cucharadita disuelta en aproximadamente 4-8 onzas de agua cada dos horas. Cualquier dosis más que eso podría conducir a complicaciones. Puede sufrir hemorragia cerebral o daño cerebral una vez que ingiere demasiado bicarbonato de sodio.

Si toma demasiado bicarbonato de sodio podría aumentar los niveles de sodio en su cuerpo. Por lo tanto, es mejor que consulte a su médico antes de usar este ingrediente para tratar la cistitis aguda.

Sal de Epsom.  
Tomar un baño con sal de Epsom es una buena forma de tratar la cistitis. La sal de Epsom tiene magnesio como componente principal, por lo que tomar un baño con este ingrediente ayudará a aliviar los síntomas de la cistitis.
Lo que debe hacer es verter 2 tazas de sal de Epsom en su bañera y sumérjase en esta solución durante 20 minutos.
Tomar un baño con sal de Epsom ayudará a aliviar los músculos, aliviar el estrés y mejorar la circulación. Para obtener beneficios adicionales, puede agregar un poco de aceite esencial de lavanda o sándalo al agua del baño.

Cúrcuma. 
La cúrcuma es un ingrediente común en nuestras cocinas, pero no muchas personas saben que se usa para tratar muchas dolencias, incluidas las infecciones urinarias y la cistitis.

En la cúrcuma, la curcumina es antioxidante, antiinflamatoria y posee propiedades anticancerígenas. Debido a estas cualidades, se usa para tratar los síntomas relacionados con los problemas de la vejiga y la cistitis intersticial.
La cúrcuma es segura para el consumo humano como colorante y saborizante natural para los alimentos. Como suplemento en el extracto, té y formas de capsula, la cúrcuma podría ayudar a disminuir la inflamación causada por infecciones del tracto urinario.

En caso de que esté tomando medicamentos anticoagulantes o que padezca un trastorno de la coagulación de la sangre, es mejor que consulte con su médico antes de usar la cúrcuma, pues posee propiedades naturales anticoagulantes. Además, la cúrcuma podría interferir con medicamentos para la diabetes y antiácidos. Si no está en tales casos, puede agregar este ingrediente a su dieta diaria para aprovechar sus beneficios. Agréguelo a las verduras, la leche, el curry, etc. Para obtener mejores resultados, consuma la cúrcuma diariamente.

Espinacas.  
La espinaca no solo es una buena fuente de antioxidantes, sino que también puede ayudar con una vejiga dolorosa. Cómala a diario para eliminar la cistitis. Puede usarlo en forma cruda como ensalada o cocida.

Jengibre
Entre los remedios caseros para la cistitis, el jengibre es muy beneficioso y fácil de encontrar. No solo funciona para la inflamación, la eliminación de gases y la digestión, sino que también ayuda a desintoxicar el cuerpo humano.

Una gran cantidad de programas de limpieza junto con dietas de desintoxicación tienen el jengibre como uno de los principales ingredientes. De hecho, la acumulación de toxinas en el cuerpo es la causa subyacente de algunas afecciones, incluida la cistitis intestinal.

El jengibre tiene shoga y gingerol que son antiinflamatorios y antiespasmódicos, y ayudan a calmar nuestro sistema digestivo.
Puede consumir el jengibre agregándolo a sus comidas o tomarlo en forma de cápsula.

Preparar té de jengibre puede ser la mejor manera de tomarlo. Agregue algunas rodajas de jengibre a una taza de agua caliente, luego espere 10 minutos para que hierva a fuego lento. Tómelo un par de veces al día.

También se puede agregar jengibre al agua de baño para reducir los síntomas de cistitis. Agregue 2 cucharadas de jengibre en polvo a su agua de baño diaria. De esta forma, su cuerpo absorberá los nutrientes del jengibre a través de la piel, dándole un alivio calmante natural.

Tome mucha agua. 
El agua puede ayudar a su problema. Suena demasiado simple, pero vale la pena. Beba al menos 6-8 vasos de agua todos los días para mantener su cuerpo hidratado, evitando el estreñimiento y manteniendo su orina no demasiado ácida.
Sin embargo, muchas personas con cistitis temen beber demasiada agua porque les obliga a orinar más y les causa más dolor. Por lo tanto, es mejor encontrar la cantidad correcta de consumo de agua.
Debe beber agua durante todo el día para mantenerse hidratado y mantener la frecuencia/urgencia al nivel mínimo. Algunas personas con cistitis eligen agua alcalina para garantizar que su orina no sea demasiado ácida.
Otro consejo para equilibrar la acidez de la orina es beber ½-1 cucharadita de bicarbonato de sodio mezclada en un vaso de agua.

Cebollas. 
En esta lista de remedios caseros para la cistitis, las cebollas parecen tan simples para poder aliviar los síntomas de la cistitis, pero, funcionan. Solo necesitas hacer un guiso con 4 cebollas medianas y 1 litro de agua. Luego, bebe esta solución durante el día para aliviar el problema.

Manzanilla.  
Comúnmente utilizado para calmar las enfermedades digestivas y relajar el estrés, la manzanilla es una planta con flores que tiene una variedad de propiedades medicinales. Las propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas de la manzanilla podrían mejorar los síntomas de la cistitis.
Si se utiliza para ayudar a los antibióticos en el tratamiento de la infección de la vejiga y la cistitis, el té de manzanilla se agrega al agua del baño, lo que utiliza las propiedades antisépticas de la hierba, o bien hervir 2 cucharadas de manzanilla con 3 dientes de ajo crudos en 1 litro de agua durante unos 20 minutos, dejarlo enfriar y lavarse con esta solución antes de acostarse.