Conozca algunas señales del cáncer de cuello uterino que debes saber

Tener conocimiento de los síntomas del cáncer de cuello uterino es muy importante para evitar su desarrollo y vencer la enfermedad. El diagnóstico precoz ha podido bajar el índice de fatalidad a la mitad.

 

 

El cáncer de cuello uterino es de los más preocupantes, porque tiene un alto índice de mortalidad.

De acuerdo a la American Cancer Society, se estima que unas 4120 mujeres fallecieron el año 2016 de cáncer de cuello uterino.

Se puede pensar que estas cifras son escandalosas, pero la realidad es que en los últimos 30 años su registro de fatalidad ha caído en un 50%.

Las causas de que esto haya ocurrido son muy variadas, pero los especialistas están centrados en el incremento de pruebas diagnóstico y en aumentar los conocimientos de las causas que los provocan, así como de los indicios.

Debido a esto, las mujeres cuentan con más instrumentos para la observación e ir al médico en cuanto detectan alguna alteración.

Por tanto, las estadísticas pueden alterarse si estos métodos de evaluación pasan a ser de dominio público.

Aunque suele aparecer en edades avanzadas, nunca es muy temprano para conocer en qué dirección mirar, ya sea para la mujer misma o para ayudar algún familiar.

Siempre hemos escuchado que la información es poder, no solo para examinar mejor su propia vida, sino para utilizarla cuando otras la necesitan.

Algunas señales importantes del cáncer de cuello uterino

1. Anemia

Resultado de las señales del cáncer del cuello uterino anteriormente mencionado, una de las complicaciones más comunes es la anemia.

La anemia viene acompañada de taquicardia y fatiga, que aparecen aún sin hacer ningún esfuerzo fuera de lo común.

Si, por ejemplo, en un momento sientes cómo el corazón se te quiere salir al subir unas escaleras por las que habitualmente pasas, es síntoma de que deberías hacerte unos análisis para verificar los niveles de hierro.

2. Verrugas

El Virus del Papiloma Humano (VPH) se revela con la aparición de verrugas, especialmente en la zona vaginal.

Este es un desencadenante importante de cáncer de cuello uterino. A pesar de que el VPH no significa que se vaya a sufrir de dicho cáncer, las posibilidades son mucho más altas que las que tienen las demás.

Conociendo esto, si notas alguna verruga nueva, consulta con un médico inmediatamente para que verifique tu estado de salud.

3. Secreción extraña

Entre las primeras manifestaciones de la enfermedad está la destrucción de las paredes del útero. Esto causa que salgan los desechos por la vagina.

Cada mujer tiene un flujo diferente en cuanto al aspecto y el olor. Este también puede cambiar en función del ciclo ovulatorio en el que estén. Pero cada mujer conoce el suyo.

Así, si empiezas a notar que está padeciendo modificaciones, debes acudir inmediatamente a un especialista. Debes saber que dicha circunstancia te está avisando de que algo no está funcionando de la forma correcta.

4. Pérdida de peso

Cuando empiezas a bajar peso sin cambiar tus hábitos alimenticios, es bueno preguntarse por qué.

Ya sabemos que las mujeres quieren estar delgadas, pero la pérdida de libras siempre es causada por algo, nunca es espontánea.

En el caso del cáncer de cuello uterino, puede venir acompañada con el descenso del apetito, algo que también debería preocupar.

5. Dolor y sangrado cuando no deberías

Como dijimos antes, las paredes del útero se desbaratan por efecto de esta enfermedad. Si sucede con mucha agresividad, es normal sentir un agudo dolor en la zona.

También, puede aparecer sangre, producto de la laceración del órgano. Se han notificado casos en los que se produce en el recto y en la vejiga.

Como resultado, la sangre puede aparecer en la orina y demás excreciones.

6. Problemas para orinar

Cuando el útero se inflama, le hace presión a los órganos que están a su lado, especialmente a los riñones y la vejiga.  Como son elementos primordiales en la expulsión de la orina, se obstaculizan sus funciones.

Por ello, además de causar dolor, nunca quedas satisfecha luego de orinar, debido a que la vejiga no termina de vaciarse. Si esto te ocurre, es un síntoma de que tienes que ir al médico.

No olvides que el aparato excretor es sumamente importante para nuestra salud. Si los desechos no salen, pasan a la sangre, y luego se reparten por todo nuestro organismo.

Acabamos de mencionar los principales síntomas de este horrible padecimiento. No dejes para más luego la revisión médica por miedo a lo que pueda ocurrir.

Algunas de estas señales son indicios de otros padecimientos menores que también necesitan cuidado. No tengas miedo.

En el caso que sea, el tiempo es un buen amigo cuando se trata de la salud. Mientras más temprano sepamos dónde estamos, más pronto podremos luchar contra el problema que nos ataca.