Conozca algunos tips para hacer ejercicios luego de los 50

¿Estás practicando algún ejercicio ahora mismo?

 

¿Qué edad tienes? ¿Crees que cuando tengas 50 años te sentirás bien y podrás estar preparado para tener una vida saludable y de calidad? Supongo que nunca te habías preguntado eso, ¿cierto?

A diario son muchas las personas que toman conciencia de lo importante que es conservar una buena salud.

Para aquellos que siempre han estado activos la mayor parte de su vida, no significa una gran preocupación el paso de los años. Sin embargo, para aquellos que han sido sedentarios, llegar a la edad de los 50 puede resultar preocupante.

Si estás pensando que no tienes la capacidad para hacer ejercicios luego de los 50, empieza desde ahora a desarrollar buenos hábitos para poder disfrutar de una buena salud y tener bienestar en cada jornada diaria.

Razones para hacer ejercicios luego de los 50 años

Son muchas las personas que piensan que al llegar a los 50 quedan muy pocas cosas de qué preocuparse. Piensan que ya sus hijos son adultos y quizás sus obligaciones sean mínimas. Si esa es tu forma de pensar, tienes que saber que la falta de ejercicios ocasiona: Pérdida de habilidades al hacer movimientos, poca destreza cognitiva, disminución de su velocidad al moverse de un lado al otro, pérdida de masa muscular, tonicidad, flexibilidad, entre otros.

Si eres de las personas que goza al hacerse cargo de sí misma, seguro que los efectos antes mencionados no te caen nada bien. En ese caso te vamos a recomendar hacer ejercicios luego de los 50 y tomar las siguientes precauciones.

1. Dile no al sedentarismo

Realiza la actividad que quieras pero hazlo. Hacer ejercicios luego de los 50 cuando anteriormente solo tenías una rutina de mucho trabajo y atención de la familia te puede dar flojera. No creas que quedarte sentado en el sillón te hará bien, más  bien te hará sentir deprimido y poco productivo. Por estas razones te aconsejamos: Visita y explora nuevos lugares, da paseos, visita parientes o amistades, entre otros.

2. Presta mucha atención al dolor

Lo más probable es que hayas escuchado la frase “si duele, sirve”. Son muchas las personas que piensan que el ejercicio necesariamente debe causar algún tipo de dolor como empeño de que funciona. En verdad no es así. En realidad, si notas que tienes molestias de cualquier índole debes saber si ocurre siempre o solo con algunas actividades.

Hacer ejercicios luego de los 50 significa tomar algunas medidas preventivas. Una de las más importantes es el cambio de deportes. Por ejemplo, si tus huesos tienen síntomas de osteoporosis, trata de cambiar los ejercicios de alto impacto por ejercicios de bajo impacto. En lugar de correr, camina.

Si tu estilo de vida siempre ha sido sano y con ejercicios, solo tienes que prestar atención a los cambios que puedas necesitar. Algunos de esos cambios pueden ser la reducción de velocidad. No es algo de lo que debes preocuparte, simplemente tu cuerpo está cambiando.

3. Consiéntete

Luego de una buena rutina deportiva, lo mejor es darte un respiro y consentir tu cuerpo. Para hacerlo hay varias opciones:

Toma un baño con agua tibia que te relaje. Es ideal para prevenir la formación de agujetas y el dolor al otro día.

Toma un baño con aceites relajantes. Probablemente estás de acuerdo en que existen pocas cosas tan agradables como darse un baño con un aroma delicioso. Toma tu tiempo para gozar del momento y entrar en contacto directo con tu cuerpo. Si sientes tensión, puedes aprovechar para darte un masaje.

4. No olvides vigilar la salud de tu columna

Si tus deportes favoritos siempre han sido los deportes extremos, hacer ejercicios luego de los 50 puede significar dolores en la espalda si no cambias de deportes.

Por mala suerte, tu cuerpo está cambiando y lo mejor es dejar algunas actividades. No siempre ocurre de esa manera, pero solo tu columna te puede dar las señales. Muchas veces no es necesario hacer estos cambios. Pero si en tu juventud le huías a las sesiones de estiramiento o calentamiento ahora notarás las consecuencias.

5. Conserva el balance

Por el simple hecho de que desees hacer ejercicios luego de los 50 y de que dispongas de más tiempo libre. no significa que debas exagerar. Trata de incluir algunas actividades que resulten divertidas en vez de implementar una rutina deportiva de varias horas.

No creas la historia de que hacer ejercicios luego de los 50 es inútil.

Si te pasaste toda tu vida huyéndole al ejercicio,  quizás pienses que ahora no lo necesites. Borra por completo esa idea y trata de ser una persona más sana.

Existen buenos motivos para hacerlo pero el más importante de todos es que estarás sano.