Consejos para no angustiarte y para confiar plenamente en Dios

Entrega en las manos de Dios tu problema. Él te está oyendo. Ten fe, la biblia dice que sin fe es imposible agradar a Dios. Y “aunque muchos no lo crean” la fe se sobrepone a la imperfección del hombre. Muchos quieren creer que Dios solamente responde a los “justos”, lo cual ellos entienden como “perfectos”.   Pero la biblia nos muestra decenas de hombres y mujeres imperfectos, llenos de errores, pero con una fe genuina, sencilla y sincera. Y claro, la fe también los llevó a mejorar como personas y eventualmente a arrepentirse de sus errores. Pero ellos agradaron a Dios primeramente por su fe. Recuerda eso siempre.

Entrega en las manos de Dios tu problema

Cada vez que la preocupación venga recuerda que ese problema ya está en manos de Dios. No tienes que repetirle a Dios el mismo problema dos veces. Sin embargo, si deseas hacerlo, lo puedes hacer. Pero Dios no espera que se los estés repitiendo para verse obligado a responderte.

Busca las promesas de Dios en la biblia, y léelas todos los días. Si tienes la vista cansada de tanto leer, recuerda que hoy en día puedes escuchar la biblia en tu teléfono, computador, e incluso en tu televisión. No hay pretexto alguno para no leer o escuchar las promesas de Dios.

Si te es posible, memoriza algunas de ellas. Con los años he visto que memorizar es bueno. Ayuda mucho a que esa promesa te venga a la mente cuando tu o alguien más la necesita.

Esto me ha servido mucho: Escríbelas o imprímelas en hojas de papel o tarjetas y colócalas a través de tu casa, tu auto, para que tu y toda tu familia las vean y las recuerden cada vez que las lean.

Cada vez que leas una promesa, Dale gracias a Dios por esa promesa. Un corazón agradecido es hermoso.

Si el pensamiento acerca de tu problema, temor o angustia regresa, solo repite dentro de tu mente o en voz alta estas palabras: Este asunto ya esta en tus manos Señor, y te doy gracias por tu amor y porque tu me vas a ayudar en esto.

No te asustes ni te atemorices si vienen noticias que no sean buenas o si el problema se pone mas difícil. Dale gracias a Dios de nuevo y recuerda que El sigue en control.

Trata de no consultar o pedir opinión a toda la gente acerca de tu situación. Algunas opiniones pueden llenarte de desánimo y debilitar tu fe.orar y leer la biblia - Copy

Si tu tienes que hacer algo con respecto a ese problema, hazlo, pero si no hay nada que tu puedas hacer, descansa en Dios y ten por seguro que El te va a ayudar. La biblia claramente dice que “lo que tienes que hacer, hazlo conforme a tus fuerzas”. Eclesiastés 9:10. En otras palabras, trabaja duro para resolver tu situación, pero es obvio que como humanos tenemos un límite. Es ahí donde Dios viene a ayudarnos.

Queremos apoyarte en tus oraciones diarias. Ven a nuestra página Dios Es Bueno donde cada día encontrarás oraciones y mensajes que te ayudarán a orar, a conocer mas a Dios y a fortalecer tu fe.