Cuando te despiertas cansado mi espiritu te fortalece

Cuando te despiertas cansado mi Espíritu te fortalece, cuando abres tus ojos y tu alma está agobiada por la tristeza, mi amor te consuela, cuando te levantas y tu mente se llena de ansiedad mis consejos te dan paz.

Tal vez sientas desconfianza en recibir amor porque has amado tanto y parece que el amor que das nunca regresa. A sanar tu tierra he venido, del suelo está brotando felicidad en abundancia, milagros maravillosos.

Que estas palabras que leerás hasta el final sean de muestra contundente para ti de que tu vida me interesa y que con amor te miran mis ojos.

Pero yo si veo tus intenciones, veo tu empeño y tu esfuerzo en todo lo que has hecho, en tantas cosas bellas que has sembrado, pero luchas contra la crueldad de los pensamientos que te recuerdan cuanto cariño diste, pero ni un poquito de amor has cosechado.

Estoy pendiente de todo lo que haces, esas veces que regalaste a muchos una parte de tu vida sin esperar nada a cambio, te diste a ti mismo con todas tus fuerzas para que otros vivieran.

Tu trabajo no fue en vano, tus desvelos tendrán su recompensa, es verdad que lo que se siembra se cosecha y has depositado tu semilla en un campo fértil, con lagrimas y dolor, con desvelos y llanto, pero cuando mi Santo Espíritu viene como río, transforma en bendición todo lo malo, todas tus luchas, todo lo que has sufrido.

Habías perdido los deseos de seguir luchando, pero hoy mi mano te toca y mi poder abre tus ojos, quiero que veas lo que viene, tu desierto no existirá más, tu alma ya no estará de amor sedienta, voy a recompensar tus esfuerzos, tus manos rebosarán de cosas buenas.

Quiero que sigas adelante, hagamos un pacto. Me abrirás las puertas de tu corazón, creerás en mí sin desmayar y te seguirás esforzando y Yo estaré contigo todos los días, te protegeré, te fortaleceré y te mostraré a cada paso que des cuánto te sigo amando.

Amén.