Cuando tus gastos se acumulan

Cuando tus gastos se acumulan, cuando hay muchos compromisos que cumplir y no encuentras una solución, mi promesa te da la paz y la seguridad que necesitas para salir adelante en esta situación. No nada más en esto, saldrás adelante en todo porque así lo mando yo. Yo tengo el poder y la autoridad, cuando yo lo mande, tu milagro sucederá.

No tiembles de temor, no te llenes de miedo. Si tus emociones se confunden pudieras tomar una mala decisión.

Necesitas estar en calma, tranquilo. Con quietud y reposo estoy llenando tu corazón para que ya no te preocupes, para que ya no temas, para que ya no sientas ganas de tirar la toalla cuando a tu puerta las malas noticias llegan.

Yo cambiaré cualquier cosa negativa para que resulte a tu favor, yo transformaré carencias y problemas en una grande bendición.

Dime que tú crees que puedo hacerlo. Yo soy tu esperanza, en mí encuentras el refugio para protegerte ante cualquier situación.

Escríbelo con tu puño y letra:  Confiar en mi Dios siempre será la mejor solución y la única salida correcta a cualquier conflicto en mi vida.

Grítalo: Yo creo y confío, no temeré y no desmayaré. Lucharé y seguiré adelante con todas mis fuerzas y aunque sienta que me queden pocas, ante mi Dios me arrodillaré para que me llene de poder.

Escúchame ahora, quiero que lo hagas, que me busques, que ores, que te refugies en mi palabra. Tu respuesta está a la puerta, pronto hablaré a tu alma para revelarte mi voluntad y la solución para resolver tu situación. Arrodillado ante mi presencia en adoración me gusta verte, cuando clamas y oras se agrada mi corazón. Y ¿Sabes algo? Yo quiero responderte.

Necesito tu esperanza, tu entrega, tu amor tu fidelidad, tu devoción.

Contéstame ahora y con todo tu corazón. ¿Me amas?

Amén.