EL AMOR DE DIOS POR NOSOTROS LE HACE TENER MISERICORDIA DE NOSOTROS.

te amaEL AMOR DE DIOS POR NOSOTROS LE HACE TENER MISERICORDIA POR NOSOTROS.

Muy buen día hermanos; siguiendo con el tema de esta semana quiero hablarles acerca de la razón por la cual Dios nos sigue amando a pesar de las veces que le fallamos; mi objetivo en este día es hacerles comprender que a pesar del pecado que hayan cometido Dios no los odia, al contrario les sigue amando y está esperando que se arrepientan de lo que han hecho y que encaminen su camino hacia Él.

“Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he AMADO; POR TANTO, te prolongué MI MISERICORDIA” (Jeremías 31:3)
“Pero él, MISERICORDIOSO, perdonaba la maldad, y no los destruía;
Y apartó muchas veces su ira,
Y no despertó todo su enojo.
Se acordó de que eran carne,
Soplo que va y no vuelve” (Salmo 78:38-39).

Dios se encontró muchas veces motivado por nuestras malas acciones a excluirnos de sus propósitos; pero no lo hizo porque su misericordia lo movía a darnos nuevas oportunidades con la esperanza de que algún día llegaríamos a cambiar nuestras vidas.
Comprender esto puede librarnos de muchas cargas que llevamos en nuestros corazones pues ya no viviremos con miedo de pecar y ser desechados; sino que tendremos la confianza de que hay un Dios que nos ama y que no nos dejara.
Puedo darte una pequeña descripción de esto así:

LA MISERICORDIA DE DIOS ES LA QUE NO PERMITIRÁ QUE NOS ELIMINE A PESAR DE NUESTROS PECADOS.
“Por la MISERICORDIA de Jehová no hemos sido consumidos, porque NUNCA DECAYERON sus misericordias.
Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad” (Lamentaciones 3:22-23).

Muchos de nosotros ya le hemos fallado una gran cantidad de veces; muchos hemos hecho tantas cosas que desagradan en gran manera a Dios y Él como Dios y Creador tiene el derecho de deshacerse de nosotros; pero no lo ha hecho porque su misericordia(la cual es producida por su amor por nosotros) no se lo permite.

Y es cierto a pesar de todo le fallamos de una u otra forma cada día; ya sea con solo el pensamiento, mirando cosas que no debemos, o con algunas de nuestras acciones ya sean intencionales o por casualidad; pero Dios igual sigue obstinadamente amándonos porque cada día renueva su misericordia por nosotros o mejor dicho por que cada día tiene una nueva misericordia para cada uno de nosotros y por tanto sigue dándonos nuevas oportunidades cada día.
Pero esta no debe ser una excusa para que pequemos como nos plazca sino más bien para que reflexionemos e intentemos llevar una vida más agradable delante de Dios, en agradecimiento por esa misericordia que tiene por nosotros.

LA MISERICORDIA DE DIOS LE LLEVA A CUIDARNOS Y PROTEGERNOS EN TODO MOMENTO.

La misericordia de Dios que es producto de su amor por nosotros lo mueve a cuidarnos y estar a nuestro lado sin importar a donde vayamos o que cosa hagamos pues siempre Él estará a nuestro lado y no nos abandonara a pesar de que puede estar junto a nosotros sintiéndose desagradado por las cosas malas que hagamos o en caso contrario sintiéndose gozoso por las cosas buenas que hagamos; pero de una u otra forma siempre estará a nuestro lado pues hasta nos lo ha prometido.
“…y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén” (Mateo 28:20).
Les contare algo sobre mí: Yo siempre viví sintiéndome culpable por las muchas veces que le fallaba a Dios y por no saber cómo hacer para ser una persona que no peque nunca; me causaba mucha tristeza fallarle al menos una vez al día a Dios aunque sea sin darme cuenta y temía que algún día Dios decida abandonarme; pues consideraba que Dios estaba molesto conmigo por los errores que había cometido y en uno de esos días me puse de rodillas llorando y le dije a Dios: “Si tu consideras que no merezco seguir contigo, si mis pecados te desagradan demasiado, si consideras que ya no valgo la pena por todos mis errores; pues des-hazte de mí; si no lo haces yo no me iré, yo te seguiré de todas maneras aunque te falle me levantare y tratare de seguirte pues nunca quisiera alejarme de ti; solo me iré cuando tú me digas que me vaya”…
Y pronto Dios me respondió con algo que impacto por completo mi vida, con un pasaje de la biblia que no había leído hasta ese entonces y quisiera que lo memoricen pues es lo que Dios quiere que sepan en este día:
“He aquí, YO ESTOY CONTIGO, y te guardaré por DONDEQUIERA que FUERES, y volveré a TRAERTE a esta tierra; porque NO TE DEJARE hasta que haya HECHO LO QUE TE HE DICHO” (Génesis 28:15).
Al oír esto derrame muchas lágrimas pues comprendí que sin importar que hagamos o a donde vayamos Dios seguirá con nosotros y nos continuara convenciendo de que necesitamos de su ayuda, su perdón, su amor y su presencia.
Además de ello; Dios se encargara de protegernos y hacernos volver una vez más hacia Él, pues lo que anhela es que cada uno de nosotros cumpla el propósito que Dios tiene para su vida.
Por lo cual te digo a ti: “Si te has alejado de Dios y has regresado al mundo de donde Dios te saco; déjame decirte que no estás solo allí pues Dios está contigo y quiere traerte de ese lugar a su casa una vez más pues no te dejara hasta que haya cumplido las cosas que hace tiempo dijo que haría con tu vida”

Y a todos en general quiero decirles que deben de concentrarse en seguir los pasos de Cristo y amarlo con todo el corazón; pues Él será el que se haga cargo de transformar sus vidas y quitar de ustedes todo lo malo; pues tu por tu propia cuenta jamás podrás vencer al pecado; pero con la ayuda de Dios lo iras logrando poco a poco.
Por tanto no te desanimes por los errores que hayas cometido; más bien levántate y esfuérzate por descubrir para luego cumplir los planes que Dios tiene para tu vida.

Espero que este pequeño mensaje haya sido de bendición para ustedes y no se olviden de seguirnos todos los días; pues mañana continuaremos con otro tema de esta serie que trata sobre el amor de Dios por nosotros.
Dios los bendiga…


What are your thoughts?