Esta prueba tan difícil que estás atravesando

Esta prueba tan difícil que estás atravesando, será la base para una maravillosa bendición. Yo cambiaré a tu favor todo lo que esté en tu contra. Quiero que me busques, debes de orar, debes estar alerta para pelear una batalla porque el enemigo se opone a que recibas todo lo que yo te quiero dar. ¿Pero, quién es más fuerte? Dímelo con tus labios, escríbelo con tus dedos, piénsalo con tu mente y créelo con tu corazón. ¿Quién tiene el poder? ¿Quién puede y quiere ayudarte? Yo puedo, yo quiero, yo lo haré. Yo tuve, tengo y tendré para ti misericordia, yo conozco tus pensamientos, sé que tienes un buen corazón. Las pruebas son para tu entrenamiento, encontrarás provisión abundante al otro lado de la aflicción. Hijo mío, no temas, no te desanimes, no tires a la basura todo lo que llevas ganado ya. Un poco de distracción puede derribarte, por eso quiero que enciendas esa llama en tu alma que te mantenga despierto y aún cuando vayas a descansar, dedícame un tiempo. Yo te quiero hablar, quiero revelarte maravillas que a ti y a tu familia fortalecerán. Quiero que sin dudar me creas y que así les digas a todos los que amas. Junta a tu familia, unan sus manos, pídanse perdón, eleven juntos a mí una sincera oración y después de eso, diles todo lo que te he hablado, todo lo que haré en ti. Hazlo, si te atreves a creer y verás cómo los bendeciré. Donde estén dos o tres reunidos en mi nombre, ahí estoy yo. Quiero ayudarte, bendecirte, prosperarte. Así fue, así es y así será. Dime que me crees.

Amén.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *