Has tenido un tiempo difícil

Has tenido un tiempo difícil, marcado por las lágrimas, atacado por el desprecio y el dolor, pero yo mismo pongo un alto a tu sufrimiento, en este año te levantarás, ha llegado tu tiempo, vienen días de felicidad, semanas para cosechar, momentos gratos que debes valorar. No temas hijito, no llores, no te desesperes. Esfuérzate, sé valiente, pronto recibirás la respuesta, tu necesidad será suplida, tu salud restaurada. Cree en mí, que yo soy tu Dios que hoy te habla. Créelo en tu corazón. Escucho tu ruego, siento el palpitar de tu corazón humilde, se oye en mi trono tu oración y se abren hoy las puertas de mi gracia, derramo en ti mi bendición y mi favor.  La palabra ha sido dada, tu abundancia está declarada, yo no miento y lo que te prometo se cumplirá siempre. Recuérdalo en todo momento para que tu mente no se llene de ansiedad ni de preocupación. Pero no te quedes callado, no te quedes quieto, lleva este mensaje a todo aquel que está teniendo problemas, que está sufriendo escasez, que se ha metido en aprietos y anúnciales que Yo te he bendecido tanto y que lo mismo haré por todos aquellos que acepten recibir mi amor, mis mandamientos, mi paz y mi provisión. Mi presencia mora con los de fe sencilla, con los de humilde corazón, con todos los que con sinceridad y con anhelo invocan mi nombre. No temas jamás de las noticias malas ni de las amenazas de los hombres, de la negatividad que en tu vida el enemigo quiera sembrar. Ten siempre presente que puedes confiar en mi poder y mi fidelidad, yo nunca te dejaré desamparado, no te abandonaré ni me olvidaré de ti con el paso de los años. Si en una cruz sufrí y derramé por ti mi sangre no fue para olvidarme de ti cuando los enemigos y los problemas te ataquen, o cuando te sientas débil, necesitado y enfermo. En todo momento estoy contigo, te lo repito siempre para que no lo olvides, yo también anhelo que me busques cada día, que recuerdes mis palabras, yo tengo el poder para librarte y si todos los días me oyes que te lo digo, es porque en verdad lo haré. Yo no miento, te amo. Siempre te bendeciré.

Así será.

Amén


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *