Hijito algo bello y poderoso está por suceder

Hijito, algo bello y poderoso está por suceder en tu vida. No permitas que tus dudas destruyan tu fe, no dejes que las confusiones de este mundo te hagan perder el rumbo. Ora con fervor, permíteme tocar con mi poder tu cuerpo, tu alma, tu corazón y sanar así todo tu dolor, quitar tu desaliento, ábreme las puertas de tu espíritu y llénate de mi amor y de mi paz. Este es un día importante, tu liberación está a la puerta, hoy se rompen las cadenas, hoy vienen a ti el gozo y la felicidad a mano llenas, hoy haré en ti un milagro poderoso, de alabanza se llenará tu boca y tu corazón rebosará de gozo. Tanto has luchado, has sido firme, perseverante y persistente, no hiciste caso de las palabras de desánimo ni de las críticas que recibiste de la gente, ha llegado el día de obtengas la victoria y recibas provisión y prosperidad.

Mantente firme, yo te sanaré de toda enfermedad. Levántate con valentía, toda maldición, toda deuda, todo mal recuerdo del pasado se alejan hoy de tu vida. Cree en mis promesas con firmeza y con decisión inquebrantable, búscame con todo tu corazón de mañana, de día, por las tardes, y por las noches antes de dormir, pon ante mi presencia todas tus peticiones y confía en que todas las cosas buenas que son para tu crecimiento y edificación YO TE LAS DARÉ.

Nunca te olvides de orar, nunca dejes de creer, no dejes de alimentarte con mi palabra poderosa que te recordará cada día tantas cosas y tanto planes que tengo para ti. Si yo lo he dicho, se cumplirá, si lo he prometido, con tus propios ojos lo verás, recibirás todo lo que necesitas y hasta para bendecir a otros, para dar, para repartir a todo aquel que tiene necesidad.

Algo bello, grande, poderoso y maravilloso en tu vida está a punto de suceder, te amo,

AMÉN