Tratamientos naturales contra el cáncer

El especialista en Oncología, Tulio Somoncini, descubrió hace algunos años una alternativa natural para ayudar a combatir el cáncer.

El origen del cáncer aún es un misterio, sin embargo, en su laboratorio en Roma, Tulio ha nombrado en líneas generales al Cáncer como «Cándida Albicians». Él determinó que ese es el hongo que lo produce.

bicarbonato de sodio

Según Tulio, este hongo puede combatirse con una sustancia muy conocida. Usada para muchísimas cosas (hasta para la limpieza). Y esta es el: bicarbonato.

Durante su investigación, Tulio descubrió que el Bicarbonato de Sodio es capaz de reducir los niveles de la Cándida, lo que, según él, evita que el tumor entre en metástasis.

El cáncer, según el oncólogo, aparece cuando los valores ácidos del cuerpo se disparan o desordenan. El Bicarbonato hace que estos ácidos se regulen y el organismo sepa defenderse sobre la aparición de los tumores malignos.

Esta conocida, pero poderosa sustancia hace que se activen vitaminas que se pueden absorber por el régimen alimenticio. Estas vitaminas como la K, B12 o A, podrían ser capaces de prevenir el cáncer, aunque se requiere de muchos más estudio científicos.

«El cuerpo tiene bacterias buenas que combaten las malas. Pero lamentablemente, esas bacterias se alimentan de hongos como la Cándida. El Bicarbonato de Sodio protege al organismo para que ese proceso autoinmune no suceda», afirma este médico.

Según Tulio, el bicarbonato ayuda a proteger el PH, provee de oxígeno la sangre, regula el proceso circulatorio, cuida los intestinos y su nivel de ácidos.

Cómo incluir este remedio para ayudar a combatir el cáncer

Hazlo de la siguiente forma:

– Ubica limón, bicarbonato de sodio y agua fresca.

– En un vaso, vierte el agua, echa una cucharada pequeña de bicarbonato, y exprime medio limón dentro de la preparación.

– Revuelve bien los elementos. Ingiere en ayunas un vaso del preparado. Alterna las veces: Toma por una semana. Deja de tomar por dos semanas y regresa con el tratamiento.

– No se recomienda para las personas con Hipertensión o gastritis. El sodio en exceso puede ser perjudicial para el organismo.

En resumen:

Aunque se necesita de más estudios científicos que avalen la eficacia de este remedio casero para combatir el cáncer muchas personas aseguran beneficiarse de este producto, ya que puede ser un buen antiácido, lo que mejora significativamente el malestar que pudieran sentir las personas mientras atraviesan este proceso. Sobre todo, es utilizado para reducir los efectos de la quimioterapia.

¿El bicarbonato cura el cáncer?

NO. Los defensores de esta teoría aseguran también que ingerir alimentos alcalinos, como el bicarbonato de sodio puede reducir la acidez del cuerpo. Sin embargo, según investigaciones el cuerpo mantiene su pH muy estable, no importa lo que usted coma o beba. Pero investigaciones científicas afirman que puede ser un aliado complementario para las personas que tienen cáncer.

En 2009 un estudio publicado sobre una investigación del cáncer descubrió que inyectar bicarbonato en ratas afectadas redujo los niveles de pH en el tumor, ralentizando la progresión del cáncer de mama con metástasis.

Es precisamente el microambiente ácido en los tumores la principal causa del fracaso de la quimioterapia. Es decir, las células malignas son difíciles de detectar porque el área que las rodea es ácido, lo que dificulta el paso de los medicamentos contra el cáncer. Sin embargo, por dentro estas son alcalinas.

Fármacos antiácidos combinados con quimioterapia

Los inhibidores de la bomba de protones, conocidos también por sus siglas (IBP) son medicamentos muy recetados para combatir el reflujo ácido. Muchos los toman por tener pocos efectos secundarios.

En 2015 el estudio Journal of Experimental and Clinical Cancer Research descubrió que altas dosis de esomeprazol PPI pudieron aumentar de manera significativa el efecto antitumoral en tratamientos de quimioterapia en mujeres con cáncer de mamá metastásico.

Asimismo, estudios realizados por la Revista Mundial de Gastoenterología hizo experimentos con omeprazol con quimiorradioterapia (TRC) en personas con cáncer rectal obtuvieron resultados similares. El omeprazol ayudó a reducir los efectos secundarios comunes de la TRC, y además mejoró la efectividad de los tratamientos y redujo la recurrencia del cáncer rectal. No obstante, el tamaño de la muestra de participantes en este estudio fue muy pequeña, lo que no llevó a una conclusión definitiva. Sin embargo, estas pruebas resultan bastante alentadoras.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *