Las misericordias de Dios son nuevas cada mañana

La fidelidad y misericordia de Dios se manifiestan cuando cada día nos envía bendición de muchas maneras y en muchas formas, de manera gratuita e inmerecida. Así como envió el maná, el alimento del cielo al pueblo de Israel, que por cierto, tampoco lo merecía.

Lamentaciones 3:23 nos recuerda firmemente que las misericordias de Dios se renuevan todos los días y a cada hora, “Es por las misericordias del SEÑOR que no somos consumidos, porque Su amor y misericordia por nosotros es grande. Nuevas son cada mañana; grande es su fidelidad”.

Valora su misericordia y compasión

Las misericordia y compasión de Dios hacia nosotros no deben valorarse como menores porque nos las dé diariamente, al contrario, deben ser tenidas en alta estima porque realmente, aunque sigamos siendo pecadores, Dios es igualmente misericordioso y su compasión es infinita para todos los que lo buscamos con fe y sinceridad, pero también es bueno y misericordioso para aquellos que no lo buscan.

Hay que recordar que Dios hace salir el sol y caer la lluvia sobre buenos y malos.

Para nuestro limitado entendimiento humano es tan difícil comprender este tipo de misericordia hacia aquellos que se rebelan contra Dios y que cometen tantas atrocidades. Pero cuando llegamos a comprender la gravedad de nuestros propios pecados, entonces como que nos llega una lucecita y nos ayuda a ver, a entender un poco de lo gigantesco y maravilloso de la misericordia divina.

Dios te cubre con su misericordia

El punto principal de esta nota es que se te quede grabado que la misericordia de Dios te seguirá, te rodeará y te cubrirá todos los días de tu vida. En el libro de Dios están escritos todos los pecados que cometiste y todos aquellos que aún has de cometer.

Es verdad, tenemos libre albedrío de escoger nuestras acciones y decidir pecar o no pecar, ofender o no ofender, pero si esto fuera tan fácil tal vez nadie pecaría en el mundo. En el momento en que llegues a pecar, en vez de querer alejarte de Dios o sentir que Dios te está rechazando, por favor acuérdate de que su misericordia es maravillosa. Para alcanzar su misericordia tienes que arrepentirte y dejar el pecado.

Ya lo hemos dicho antes, no se trata de jugar con Dios

Si tu corazón es recto y buscas a Dios en Espíritu y en verdad, tu deseo profundo será no ofender a Dios y no ofender a nadie en general.

Tienes la certeza de que Dios te perdona, te restaura y te ama infinitamente.

Por favor, no te alejes de Dios.