Las respuestas a tus oraciones vienen en camino

Las respuestas a tus oraciones vienen en camino. No lo dudes, es verdad. Yo te respondí desde el primer día que viniste a mí con tu necesidad. Mi amor no se lo niego a nadie y todas mis respuestas a tus oraciones son para tu bendición. Abre tus brazos y acepta lo que es para tu bien, yo quiero que tengas abundancia en todo, que no te falte el techo donde vivir, ni el pan para comer. Salud y paz, gozo y confianza están tocando a tu puerta, ábrela ahora y llenarán tu casa. Ensénale a los que amas que confiar en mí y que creerle a mi palabra es lo más importante. El éxito no se mide por los bienes materiales que se tengan, ni por la popularidad ni la gloria terrenal. No pierdas el tiempo tratando de alcanzar esas cosas, mi presencia mora con los corazones que en verdad me buscan y traeré abundancia verdadera a los que no están distraídos en lograr metas vanidosas. Mío es el cielo y su plenitud, todo el mundo y los que en el habitan. Yo Soy El Rey de Gloria, ¿Cuántas veces te he mandado que me ames y me busques con todas tus fuerzas, que uses tus bendiciones con sabiduría, que siembres y bendigas a los que tienen necesidad? Hazlo así y yo abriré las ventanas de los cielos. ¿Te sientes ya muy bendecido? Pues te bendeciré más. Mis planes no son tus planes, mis pensamientos no son tus pensamientos. Vienen días en que vivirás cosas y viajarás a lugares que jamás pensaste, recibirás bendiciones que no me pediste y serás bendición para personas que jamás imaginaste que ibas a conocer y en ese momento entenderás que mi poder no reside con los que presumen y buscan humillar a otros con posesiones, fama o títulos humanos, sino con aquellos que saben y entienden que todos han pecado, todos han cometido errores, todos, absolutamente todos necesitan de mí. Tu has reconocido tu necesidad, no dejes de orar, yo multiplicaré todo lo que tienes y te daré mucho más.

AMEN.