Mark Wahlberg revela su increíble y extenuante régimen

Mark Wahlberg ha revelado una rutina diaria bastante castigadora, que no parece ser la de un ser humano. La misma implica levantarse en medio de la noche para hacer ejercicio.

El autor de 47 años, muy conocido por mantenerse en forma, detalló su régimen mientras respondía a las preguntas de sus aficionados en Instagram.

En un día ordinario, el actor se levanta a las 02:30 AM para hacer sus oraciones.

Después de su desayuno a las 03:15 AM, hace un entrenamiento de 95 minutos seguido de otra comida, una ducha, un bocadillo, golf y “recuperación en su cámara criogénica”. Todo antes de las 10:30 AM. Pero eso sí, Mark se va a la cama a las 07:30 PM, reveló.

La recuperación con crioterapia es un tratamiento preferido por los atletas de alto rendimiento, quienes se sumergen en nitrógeno líquido brevemente el aire a una temperatura inferior a -100ºC y, de esta manera aliviar el dolor muscular y articular.

Wahlberg tiene una hora y media reservada para una ducha, seguida de media hora dedicada a la práctica del golf. Luego tiene la siguiente ingesta de comida:

“Comienzo con una avena de acero, arándanos y mantequilla de maní para el desayuno”, dijo. “Luego me tomo un batido de proteínas, tres hamburguesas de pavo, cinco trozos de batata a eso de las 5:30 de la mañana.

“A las 8:00 AM, tengo unas 10 albóndigas de pavo. A las 10:30 AM, tengo una ensalada de pollo a la parrilla con pepino, dos huevos duros, aceitunas, aguacate, tomate, lechuga…

“Entonces a la 1:00 PM tengo un filete de Nueva York con pimientos verdes. A las 3:30 PM, tengo pollo a la parrilla con bok choi. Entre 5:30/6:00 tengo un bonito trozo de mero o bacalao o una lubina, con algunas verduras, quizá unas patatas salteadas y bok choi. Y tengo mucho Aquahydrate durante el día. Eso es todo”. ¡Dios, mío… ¿Quiere más?

¿Por qué Mark Wahlberg tiene este régimen tan estricto?

El agotador régimen tuvo lugar el año pasado en preparación para su papel como protagonista de James Silva en la próxima película Mile 22.

Wahlberg se enfrentaba a un reto de 47 días por su papel en la película, que se estrena en el Reino Unido este mes.

El actor se mantuvo fiel a su horario incluso en las vacaciones familiares y cuando trabajaba fuera de casa. El mes pasado, publicó un video en Instagram agradeciendo al personal de un gimnasio de Manhattan por abrir temprano para que pudiera llevar a cabo uno de sus entrenamientos.

Wahlberg tiene cuatro hijos con su esposa Rhea Durham, y la estrella dice que levantarse temprano le deja mucho tiempo para pasar con su familia.

“La mayor parte del tiempo hago ejercicio y hago todas mis cosas mientras mi familia duerme, especialmente los fines de semana”, dijo.

“Para cuando me levanto, hago ejercicio, hago todas mis cosas, juego al golf, los niños se despiertan y mi esposa duerme hasta tarde, así que todo sale bien, pero esa es una de las grandes ventajas de levantarse temprano”.

Eso y, por supuesto, los jugosos cheques de pago. Wahlberg fue nombrado el actor mejor pagado en 2017, y sigue siendo uno de los hombres más codiciados de Hollywood.

Vivir al límite

El profesor de ciencias aplicadas del deporte en la Universidad de St. Mary’s, John Brewer, dijo que el cuerpo humano se adapta a los regímenes extremos, pero que también necesita tiempo para recuperarse y repararse, y que con el tiempo los niveles de forma física se estabilizarán.

“Lo que ha hecho, obviamente, es el extremo de lo extremo, y habrá adaptado y cambiado su físico de manera significativa como resultado de ese tipo de régimen”, dijo.

¿Podrá Wahlberg mantener este ritmo?

Quizás no sea posible mantener ese calendario a largo plazo, dijo. “Sospecho que dentro de cinco o diez años puede que no esté viviendo ese tipo de estilo de vida extremo. O mentalmente habrá perdido la fuerza de voluntad para hacer eso, o físicamente su cuerpo habrá dicho que ya es suficiente”.

Pero no se desanime, “El mensaje para la gran mayoría de la población es que no es necesario hacer tanto para conseguir un nivel de salud y bienestar que la mayoría de los médicos y profesionales de la salud recomendarían”.