No me preocupo porque Dios es Eterno

Dios creó todo lo existente, lo que fue en el pasado y lo que será en el futuro porque Él es infinito y eterno.

El Señor nos dice en Su Palabra que Él es el principio y el fin, no tiene límite en el tiempo porque el tiempo está en Sus manos. La infinidad de nuestro Dios comprende más de lo que podamos imaginar, es infinito en amor, en bondad, en misericordia, en santidad, en Justicia, maravilloso es nuestro Dios.

Más altos son los caminos del Padre, por más que tratemos nunca lograremos conocerlo por completo, nos vamos a sorprender una y otra vez de Su poder.

“Pero el Señor es el Dios verdadero, el Dios viviente, el Rey eterno. Cuando se enoja, tiembla la tierra; las naciones no pueden soportar su ira” Jeremías 10:10.

Dios nos hace sus hijos 

Es indescriptible como Cristo nos hace hijos del Eterno. A Su imagen nos creó y nos rescato de las tinieblas a Su luz admirable, Él nos invita a entrar a Su presencia. Mantenerse en comunión con el Eterno y vivir para Su gloria es un regalo inmerecido en el que debemos regocijarnos.

También, el Reinado del Señor es eterno.En nuestro entorno vemos las estaciones y los años pasar, pero nuestro Dios de Amor, omnipresente, infinito y Todopoderoso, está sentado en Su trono por toda la eternidad. Esto nos asegura que no existe mal que pueda reinar finalmente y que pueda tener la última palabra porque Dios es el Rey soberano por siempre, por toda la eternidad. No hay guerra que nuestro Señor Dios no haya ganado y su Victoria también es nuestra y es para toda la eternidad.

Dios es inmutable

Dios es inmutable, nunca, jamás cambia.

“Jesucristo es el mismo ayer y hoy y por los siglos” Hebreos 13:8.

No existe mayor bendición que saber que el Dios de la Biblia es invariable, inmutable y constante, y sus milagros son evidencia de Su poder por la eternidad. “Dios no es un simple mortal para mentir y cambiar de parecer. ¿Acaso no cumple lo que promete ni lleva a cabo lo que dice?” Números 23:19.

Al conocer a Dios, al confiar verdaderamente en Él, nosotros debemos reconocer que Él nuestro Dios de amor y de Justicia, jamás cambiará y es imposible que pueda mentir ya que Dios es santo, no posee pecado alguno.

El mundo cambia constantemente y cada vez es más corrompido, donde se crea un modelo de persona que nos comprime y nos causa insatisfacción, donde la justicia tiene un valor fácil de comprar, un mundo que va en contra de la voluntad del Padre.

Dios es el único en quien podemos mantenernos firmes siempre ya que tanto Él como Su Palabra, no cambian como las olas del mar. Nuestro Dios de infinito Amor, Todopoderoso, omnipresente, omnisciente, es inmutable, así que no tenemos que desconfiar de Él jamás.

Dios es fiel

La lealtad y el amor son el eco resonante de los actos de nuestro Señor. Dios es leal, fiel a Su palabra, a pesar de lo que pueda pasar en nuestras vidas y en nuestro mundo.
“Reconoce, por tanto, que el Señor tu Dios es el Dios verdadero, el Dios fiel, que cumple su pacto generación tras generación, y muestra su fiel amor a quienes lo aman y obedecen sus mandamientos” Deuteronomio 7:9.

Al conocer el carácter fiel de nuestro Buen Dios, debemos reafirmar y fortalecer nuestra Fe en Él cuando las angustias y las tribulaciones nos invadan. hay tiempos difíciles que no podemos evitar, pero estos tiempos nunca los enfrentamos solos, ya que Dios inmutable nos protege con su Gracias y Amor.