NUESTRA CONFIANZA Y NUESTRA SALVACIÓN ESTÁN EN DIOS

Man worshiping god shot at yellow grass

NUESTRA CONFIANZA Y NUESTRA SALVACIÓN ESTÁN EN DIOS

Los cristianos durante nuestras vidas nos encontraremos con muchos problemas ya sea contra cosas inesperadas o aún con algunas personas, pues el enemigo hará lo que pueda por tratar de desanimarnos y arruinarnos la vida; entre estos intentos que hará satanás está el que incitará a muchas personas para que nos hagan daño, en el Salmo número 3, el Rey David habla acerca de esto cuando estaba huyendo de Absalón, su hijo; y en este salmo nos anima a confiar en Dios.

El enemigo convencerá a que muchos se levanten contra los hijos de Dios

“!Oh Jehová, cuánto se han multiplicado mis adversarios!
    Muchos son los que se levantan contra mí.

Muchos son los que dicen de mí:
No hay para él salvación en Dios”

El enemigo convencerá a muchos a que traten de lastimarnos ya sea de manera física, emocional o hasta espiritualmente; pues muchas personas del mundo se pondrán en nuestra contra cuando estemos haciendo la voluntad de Dios; pues el enemigo tratará de derrumbar a cualquier cristiano que esté haciendo bien las cosas y para ello muchas veces usará hasta a nuestros familiares y miembros de nuestras iglesas; más nosotros tenemos que saber que nuestra lucha no es contra carne ni contra sangre sino contra demonios, principados y potestades de las tinieblas; por esta razón tenemos que perseverar y perdonar a los que nos hagan daño.
Por ejemplo la esposa de Job en cierto momento se puso en contra de él y le dijo lo siguiente: ¿Aún retienes tu integridad? Maldice a Dios, y muérete” (Job 2:9)

A pesar de todo Dios nos protege, nos escucha cuando le pedimos ayuda y nos guarda en paz

Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí;
Mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Con mi voz clamé a Jehová,
Y él me respondió desde su monte santo” (Salmos 3:3-4)

Sin importar quien se levante contra nosotros, podemos estar seguros pues Dios es más poderoso y está de nuestro lado, y lo mejor aún es que él tiene cuidado de nosotros y siempre está al tanto de lo que nos suceda, razón por la cual está atento a nuestras oraciones y dispuesto a oír todas las oraciones que hagamos ante su presencia, para luego rescatarnos y librarnos de todo el mal que planeen en nuestra contra.

“Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Pedro 5:7)

Podemos tener confianza en Dios en cualquier situación.

Yo me acosté y dormí,
Y desperté, porque Jehová me sustentaba.

No temeré a diez millares de gente,
Que pusieren sitio contra mí”

El rey David se encontraba en uno de los momentos más complicados de su vida pues estaba siendo perseguido por Absalón, sin embargo el hace mención de que pudo dormir con tranquilidad porque Dios lo sustentaba y esto se debe a que Dios nos cuida en cada instante y aún mientras estamos durmiendo se hace cargo de proteger nuestros sueños, de manera que podamos despertar con tranquilidad y salud al día siguiente pues Dios se hace cargo de que en paz nos acostemos y así mismo durmamos.

“En paz me acostaré, y asimismo dormiré;
Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado” (Salmos 4:8)

Dios siempre se hace cargo de nuestros problemas y al final nos bendice siempre

Levántate, Jehová; sálvame, Dios mío;
Porque tú heriste a todos mis enemigos en la mejilla;
Los dientes de los perversos quebrantaste.

La salvación es de Jehová;
Sobre tu pueblo sea tu bendición” (Salmos 3:7-8)

Tenemos que tener siempre la confianza de que Dios se hará cargo de nuestros problemas y que peleará todas nuestras batallas, él será el que haga lo que considere correcto con aquellas personas que nos han hecho daño pues su voluntad siempre es la mejor y esta voluntad es nuestro bien por esta razón siempre nos dará lo mejor y las mejores bendiciones para que siempre nos sintamos dichosos de ser hijos de Dios
“Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis” (Jeremías 29:11)

“Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados” (Romanos 8:28)

Por todas estas razones no nos sintamos mal cuando se levanten personas en contra de nosotros, por el contrario sintámonos dichosos de estar padeciendo afrentas por el evangelio, ya que el enemigo quiere destruir a los que están haciendo bien las cosas, más a los que están haciendo todo mal los deja pues ellos no representan ningún peligro para el mal; sin embargo nuestra luz es peligrosa para el enemigo y por ello tratará de destruirnos, más no lo logrará por que el León de la tribu de Judá, nuestro Señor Jesús, está a nuestro favor.
Dios te bendiga.


What are your thoughts?