Oracion para bendición “este lunes”.

El 100 % de las veces que oramos nuestra oración es sincera. Dios ya sabe lo que necesitamos, y también entiende cuando físicamente no sentimos el deseo de orar. Si les paso a los discípulos, también puede pasarnos a nosotros: Se quedaron dormidos cuando deberían de estar velando. No debería de suceder, pero sucede, y si te llega a pasar Dios también te puede dar la fuerza para iniciar y acabar tu oración. De cualquier manera, si por diversas circunstancias no pudiste orar, cuando te disponías a hacerlo, tampoco te sentirás culpable. Dios te entiende, lo que a Él no le gusta es cuando voluntariamente somos negligentes en darle el tiempo que él se merece.