Pasajes Bíblicos Que Hablan Acerca De La Sanidad Que Dios Quiere Que Recibamos


Muchas personas han dejado de creer en un Dios sanador, pero hoy quiero hacerles recordar que nuestro Dios sana a todos los que padecen cualquier tipo de enfermedad, pues su anhelo es que tengamos salud y estemos bien siempre.

El día de hoy les mencionaré muchos pasajes bíblicos que hablan de la sanidad que Dios quiere brindarnos.

1) Escucha atentamente Su voz

“Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador”.
Éxodo 15:26

2) Él sabe de nuestro sufrimiento cuando necesitamos su Sanidad

“Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová”.
2 reyes 20:5

3) Sus misericordias son nuevas cada día

“Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy enfermo;
Sáname, oh Jehová, porque mis huesos se estremecen”.
Salmo 6:2

4) Dios te perdona

“Él es quien perdona todas tus iniquidades,
El que sana todas tus dolencias”.
Salmos 103:3

5) Tu sanidad viene de Dios

«Y había dicho Isaías: Tomen masa de higos, y pónganla en la llaga, y sanará».
Isaías 38:21

6) Él ya nos dio sanidad

“Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

5 Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”.
Isaías 53:4-5

7) Él te da su sanidad

“Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas…”.
Jeremías 30:17

8) Nos ofrece sanidad y medicina

“He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad”.
Jeremías 33:6

9) Nada te arrebatará tu sanidad 

«Tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán».
Marcos 16:18

10) Él dio su autoridad

“Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia”.Mateo 10:1

11) Prepara tu corazón para la sanidad

«Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,
Y con los oídos oyen pesadamente,
Y han cerrado sus ojos;
Para que no vean con los ojos,
Y oigan con los oídos,
Y con el corazón entiendan,
Y se conviertan,
Y yo los sane».
Mateo 13:15

12) Dios está aquí

“El Espíritu del Señor está sobre mí,
Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres;
Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón;
A pregonar libertad a los cautivos,
Y vista a los ciegos;
A poner en libertad a los oprimidos”.
Lucas 4:8

13) Él sana a los enfermos

«y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios».

Lucas 10:9

14) Él te da su sanidad en su tiempo

«Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo».
Lucas 13:14

15) Milagros asombrosos

«Y viendo al hombre que había sido sanado, que estaba en pie con ellos, no podían decir nada en contra».
Hechos 4:14

16) Cuida tus pasos

«y haced sendas derechas para vuestros pies, para que lo cojo no se salga del camino, sino que sea sanado».
Hebreos 12:13

17) Te da claras instrucciones

“¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

15 Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados”.
Santiago 5:14-15

18) Por sus llagas fuisteis sanados

«Quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fuisteis sanados».

1 Pedro 2:24

Nuestro Señor Jesús llevó todas tus enfermedades, así que sólo tienes que creerlo y orar con fe pidiéndole que te sane de todas tus enfermedades. Ten por seguro que él lo hará.

Dios te bendiga


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *