Quiero que ores por tu familia.

Quiero que ores por tu familia. Necesitas hacerlo. Tu oración es eficaz y poderosa, ya has visto muchas veces cómo te he respondido cuando a mi presencia vienes.

Este tiempo que tu familia ha estado atravesando les ha traído muchas luchas. Tal vez veas en sus rostros una sonrisa, pero por dentro están sufriendo.

Ven ante mi altar, de rodillas empieza a interceder y a clamar.

Yo rodearé a tu familia con un cerco de protección espiritual, no permitiré que el enemigo los ataque, los libraré de enfermedades y accidentes, pondré en sus corazones sabiduría, abriré las puertas que estaban cerradas y podrán ver muchas oportunidades buenas que parecían escondidas.

A ti te daré la fortaleza, la paz, la calma y la inspiración para hablar con tus seres amados con amor, para que nunca les hables con palabras hirientes, para que verdaderamente entiendas lo que ellos sienten y comprendas las situaciones tan difíciles que también están atravesando.

Cuando estés con ellos abrázalos con cariño, acaricia sus cabezas y mientras lo haces, ora. De tus manos fluirá mi unción, mi poder sacará de sus almas toda tristeza, romperé toda cadena, traeré sanidad a su corazón.

Háblales mi palabra, que no olviden mis promesas, que en tu hogar siempre se mencione mi nombre con reverencia. Verás cómo poco a poco se acaban los problemas y en tu familia reina mi presencia.

Viene un tiempo en el cual verás con alegría cómo se transforman sus vidas, su carácter cambiará y muchos de ellos que parecían perdidos, encontrarán mi camino y llegarán a su destino de bendición.

Por eso debes aferrarte a mí, no te desanimes por las cosas negativas que ves. Yo tengo un plan poderoso y mi plan siempre se cumple, no hay nadie que me lo impida. Pero tiene que haber en tu hogar alguien que me crea con fervor, con sinceridad, que por amor ore con todas sus fuerzas, con fe y sin desmayar.

Tú eres esa persona, ora por tu familia, derribarás obstáculos y obtendrás la victoria. Te amo a ti, los amo a ellos también. Amén.