Tal vez tu también lo pensaste!

Sin conocer a Dios no podemos ver la salida, pero él siempre está ahí, para ti. No dejes que una idea un pensamiento arruine tu vida, Ten fe.