Te Amo Y Por Ello Quiero Hacerte Feliz

silhouette of bridge and pair of lovers on city background

Me has dado la posibilidad de amarte con todas mis fuerzas.
Me has regalado la increíble dicha de ser tu pareja,
convirtiendo así mi vida en la vida más feliz de la tierra
con motivo de estar junto a una de las más hermosas princesas.

 

Yo sé que aún hay bastante desconfianza en tu corazón, por lo que te pasó en el pasado,
pero déjame decirte que todas aquellos temores desaparecerán a mi lado.
Yo me encargaré de amarte tanto y aún mucho más de lo que habías deseado
y procuraré que sientas que vales mucho más de lo que siempre habías pensado.

 

Yo sé que te causaron mucha tristeza muchos hombres malvados,
por eso no permitiré que nadie más vuelva a hacerte ningún daño.
No dejaré que vuelvan a hacerte sentir que no vales tanto,
y mucho menos permitiré que alguien vuelva a provocarte algún llanto.

 

Lo que planeo es hacer que todos tus días sean mucho más felices
para que el sol, la luna y las estrellas contemplen en ti un rostro que sonríe.
Siendo mi mayor deseo curar tus heridas del alma hasta que ya no queden ni las cicatrices
para que vivas una vida alegre, amando y recibiendo todas las palabras que mi corazón dice.

 

Lo que yo estoy queriendo hacer es algo que nadie se atrevió antes:
amarte con el corazón, con el alma, con la mente y con todo mi ser.
Llenarte de tanto amor que a las justas en tu corazón pueda caber
para que así te sientas como la chica más querida, mi hermosa mujer.

 

Yo quiero hacerte ver que hay personas que sí saben amar.
Amarte con un amor tan grande, el cual nunca vaya a terminar.
Llenarte de tanto cariño como no podrías ni imaginar
y hacerte tan feliz como no lo ha hecho nadie más.

 

¿Quieres saber cuánto de mí estoy dispuesto a entregar?
¿Anhelas saber hasta qué punto estoy dispuesto a amar?
¿Quieres que te diga hasta donde yo pienso llegar?
¿Deseas que te diga si esto no es tan solo una emoción fugaz?

 

Mi respuesta es “todo”, yo quiero darlo todo:
mi corazón, mis emociones sin importar cómo;
de manera que no reservaré de ti ni un poco,
pues te amo con el corazón, la mente y con todo.

 

Todo, todo lo que pudiera darte te lo daría,
mi corazón una y mil veces te lo entregaría.
Mis pensamientos y mis emociones te ofrecería
y hasta el último instante de mi vida yo te amaría.

 

Pues todo esto te mereces, tú, mi reina querida;
pues todo esto debes de recibir, tú, mi reina linda,
ya que todo lo bueno tiene que ser para ti mi princesita
porque vales más de lo que te hicieron creer durante tu vida.

 

Terminaré este poema diciéndote que me muero cuando me hablas,
que tú me haces sentir dichoso, sin necesidad de que algo especial hagas,
pues tú eres la que convierte en especial aún a las cosas más anticuadas.
Mi reina, eres suficiente para alegrar todas mis mañanas.

By: Cristian Flores.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *